LifeStyle

¡Cuidado! Si esto te pasa, estás sufriendo de violencia doméstica

Este patrón de conducta en el hogar es, lamentablemente mucho más frecuente de lo que se cree. En su mayoría son las mujeres las maltratadas, y ante la sociedad parecieran tener hombres maravillosos a su lado, pero definitivamente no es así.

Presta atención a estas señales que, según la OMS, podrían indicar que padeces violencia doméstica.

Así lo sientes

Aunque a veces las víctimas se demoran en darse cuenta o en aceptarlo, en algún punto ya no se puede negar que están siendo maltratadas. No hay señal más contundente que el hecho de que ya lo haya concientizado y es aquí donde comienzan a encenderse todas las señales de alerta. Hay que recordar que la violencia puede ser física, sexual, emocional, y hasta social.

Te lo dice sin medirse

Cuando los insultos y las humillaciones empiezan a aparecer y son cada vez más frecuentes, puedes tener por seguro de que has entrado a un punto importante de violencia doméstica. Inicialmente puede que el abusador caiga en cuenta y se disculpe, pero llega un momento en el que esta situación se torna imparable.

Antecedentes del abusador

He aquí la importancia de conocer muy bien a nuestras parejas antes de entrar en una etapa de seriedad y madurez en la relación. Por lo general, cuando un niño es maltratado o ha vivido de violencia doméstica en su hogar, repite este patrón, porque es este el único “tipo de vida” que él conoce.

Drogas y alcohol

Cuando se está frente a este a estas dos situaciones de manera excesiva, sin duda las consecuencias pueden revertirse en violencia. No hay manera de controlar el abuso y la agresividad, bajo los efectos del alcohol o las drogas.

Controla todo

¿No te deja trabajar? ¿Controla tus gastos y no te permite gestionar dinero? ¿Maneja tus pertenencias? Cuidado con esto. La independencia y la libertad dentro de una relación de pareja es sumamente importante, y el hecho de no tener control, puede convertirte en alguien dependiente del abusador en todo sentido.

Celos extremos

Los celos excesivos y posesivos no son amor, por más que él te lo diga. No tiene miedo de perderte a ti sino de perder algo que él cree que le pertenece de manera obligatoria. Esta actitud también termina causando las peores situaciones de violencia doméstica.

Conductas sexistas

Muchas veces lo tomamos por broma, pero en algunos casos el sexismo es más serio de lo que se cree. Por “ser hombre” los abusivos pueden creerse los dueños de sus parejas y cometer irregularidades que sobrepasan todo límite, como el hecho de maltratar y humillar en la calle y delante de otras personas y familiares.

Es muy importante estar alerta ante alguna de estas señales y actuar a tiempo para frenar esta difícil situación antes de que sea demasiado tarde.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *