Cuidados para realizar una correcta limpieza facial diaria

Realizar una limpieza facial diaria es esencial para tener un rostro perfecto, prevenir la aparición de los signos de la edad y darle brillo a la piel. Tener una rutina de limpieza del cutis en casa hará que retiremos de la piel las células muertas y le devolvamos la vitalidad. Lograr una rutina o un hábito diario puede resultar complicado, pero sus beneficios van a ser excelentes.

Conseguir una piel fabulosa depende de la constancia que tengas al aplicar estas dos rutinas a tu vida: por la mañana para eliminar el exceso de sudor que genera la piel durante la noche, y antes de acostarnos para eliminar toda la suciedad que hemos acumulado a lo largo del día. Además, debes saber que es por la noche cuando la piel se nutre mejor de todos los componentes y vitaminas que las cremas nos aportan y es el momento en el que las células se regeneran.

Los cuidados esenciales son:

Enlaces patrocinados
  • Desmaquillar: es el primer paso y el más importante. Los restos de maquillaje, la polución y nuestra grasa corporal, se van acumulando en el rostro e impiden que luzca bien.
  • Limpiar: además de desmaquillarte, lavar la piel de tu rostro ayudará a eliminar el exceso de contaminantes, grasa y cualquier impureza acumulada durante el día o la noche.
  • Exfoliar: la exfoliación es el proceso en el que se retiran las impurezas, será tu propia piel la que te irá diciendo en qué hacerlo y el producto que debes usar, ya sea natural o cosmético. Este Paso es importante, pero no se debe abusar porque puede ser contraproducente. Se debe realizar una o dos veces por semana.
  • Mascarillas: una de las mejores formas de cuidar la piel de nuestro rostro es con las mascarillas faciales que nos permiten mejorar las capas superficiales y las más profundas de la piel. Aplicarte una mascarilla una vez por semana es lo más recomendable.
  • Humectar: después de una buena rutina de limpieza, humecta tu rostro para mantener la piel firme e hidratada. Aplica la humectante con movimientos circulares para estimular la circulación de la sangre, lo que ayudará a mantener la piel más radiante.

También es recomendable usar aguas micelares y bifásicas que preservan la hidratación y la firmeza de la piel.

Existen muchos ingredientes que encontramos en casa para hacer mascarillas y que te brindan beneficios a tu piel, ya que aportan de forma natural todos los nutrientes y vitaminas. Estos son: pepino, limón, miel, yogur, almendras, café, leche, entre otros.