Salud

¿De dónde proviene la endometriosis y qué hacer en caso de padecerla?

Se cree que una de cada diez mujeres sufre de endometriosis sin saberlo. Se trata de una enfermedad responsable de causar intensos dolores durante la menstruación y las relaciones sexuales, además de causar problemas de fertilidad. Investigaciones recientes han permitido comenzar a levantar los tabúes sobre esta enfermedad desconocida.

Pasar por la menstruación es natural en todas las mujeres, pero lo que muchas no saben es que esta no debería ser dolorosa. La endometriosis es una enfermedad del revestimiento uterino. Normalmente, el endometrio se expande durante cada ciclo menstrual y luego es eliminado con la menstruación. Pero, cuando se sufre de endometriosis, algunas células migran fuera del útero y colonizan otros órganos, durante este tiempo los fragmentos de mucosa siguen el ciclo hormonal del útero y sangran durante el periodo. Esta hemorragia no puede ser drenada fuera del cuerpo, por lo que deja lesiones dolorosas en los órganos.

Hasta el momento solo existe un tratamiento, que consiste en tomar una píldora anticonceptiva de forma continua para suprimir la menstruación y eliminar las lesiones mediante cirugía ceolioscópica. Para la desgracia de las mujeres que pasan por esto, aún no se conocen los motivos por lo que esto sucede, las investigaciones señalan que la endometriosis parece estar más cerca de una enfermedad inflamatoria que es muy silenciosa. De hecho, muchas mujeres se enteran de su endometriosis cuando dejan de tomar la píldora anticonceptiva y no pueden tener hijos. Entre el 30 y el 40% de ellas sufren problemas de fertilidad.

La enfermedad puede permanecer oculta durante muchos años precisamente porque se asocia a la menstruación con dolor, cuando no debería ser así. Arnaud Fauconnier, ginecólogo en el CHI de Poissy Saint-Germain agrega: «Si se pasa por un dolor intenso a pesar de tomar analgésicos durante varios días y que incluso llega a dificultar el día a día debe ser una señal clara de este tipo de patología. Tener que permanecer acostada por el dolor es violento y agotador, sin duda es algo que no es normal».

Pero ¿A quién dirigirse para pedir ayuda profesional?

Lo sentimos, pero esta sigue siendo una pregunta sin respuesta. Los sistemas de salud aún no están preparados para atender a todas las mujeres sospechosas de esta enfermedad. Obviamente, los ginecólogos son las personas a las cuales acudir, ya que los exámenes ginecológicos y las revisiones vaginales pueden detectar la endometriosis.

Actualmente, partiendo desde la desinformación que hay sobre este padecimiento, el equipo de Arnaud Fauconnier se encuentra desarrollando un cuestionario que le permita a las mujeres hablar sobre sus dolores durante el periodo menstrual con el fin de identificar pacientes de riesgo que deberían beneficiarse rápidamente cuando empiecen a publicarse los primeros tratamientos. Actualmente, el examen diagnóstico para la endometriosis consiste en una ecografía pélvica por vía vaginal. Erick Petit, radiólogo y fundador del centro de expertos en endometriosis del Hospital Saint-Joseph de París aclara: «Pese a que si se puede diagnosticar por medio de la ecografía pélvica, no es posible asegurar los resultados en chicas jóvenes que aún no han tenido relaciones sexuales. Así que, es mejor usar la resonancia magnética»,

Por último, los centros especializados en endometriosis han diseñado un amplio catálogo de tratamientos, desde acupuntura, mesoterapia, sofrología y yoga. Pero siguen siendo demasiado escasos para tratar los casos más severos y el número de posibles mujeres afectadas.

Publicaciones relacionadas