Salud

Demencia vascular: causas, síntomas y métodos de prevención

Estadísticamente, la demencia vascular es la segunda causa más común de demencia entre las personas mayores. Se trata de un padecimiento difícil de detectar, por lo que muchas personas no sospechan de que se trata de la causa de sus problemas de memoria.

La demencia vascular es producida cuando las células nerviosas no reciben suficientes nutrientes y oxígeno de la sangre. En muchos casos, la demencia puede aparecer por un caso de ictus, el cual obstruye una arteria en el cerebro y afecta el funcionamiento del órgano, además, también puede desarrollarse por otros trastornos relacionados con el daño de los vasos sanguíneos, por lo que los problemas circulatorios son importantes en este tipo de enfermedad.

Las posibilidades de desarrollar una demencia vascular están muy relacionadas con el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular. Los signos de demencia pueden variar dependiendo de la zona del cerebro afectada.

Los síntomas más comunes son:

  1. Confusión.
  2. Dificultad para concentrarse.
  3. Incapacidad para organizar los pensamientos y las acciones.
  4. Dificultad para tomar decisiones.
  5. Problemas de memoria.
  6. Agitación e inquietud.
  7. Depresión.

Para la amplia mayoría de los casos, los factores de riesgo para la demencia vascular son iguales que los de los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades cardíacas. Entre ellos encontramos:

  1. Edad: La enfermedad no suele aparecer antes de los sesenta y cinco años.
  2. Historial de derrame cerebral e infarto de miocardio.
  3. Aterosclerosis
  4. Niveles altos de colesterol.
  5. Hipertensión.
  6. Diabetes.
  7. Obesidad.
  8. Consumo excesivo de tabaco.

Como ya hemos mencionado antes, el estado de los vasos sanguíneos del cerebro está relacionado directamente con la salud general del corazón, por lo tanto, veamos que podemos hacer para prevenir la demencia vascular y mantener un corazón sano.

Regula tu presión arterial

Se ha comprobado que mantener una presión arterial saludable previene la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular.

Cuida tus niveles de colesterol

Como debes imaginar, tener niveles elevados de colesterol puede contribuir a la formación de depósitos de placas en los vasos sanguíneos, por lo tanto, y para prevenir enfermedades, es fundamental llevar una dieta sana y tomar medicamentos que se encarguen de reducir los niveles de colesterol si es necesario. Por supuesto, te recomendamos acudir con un médico periódicamente para conocer el estado general de tu salud.

Mantén tus niveles de azúcar en la sangre bajo control

Es importante prevenir la aparición de la diabetes por medio de una dieta sana y ejercicio constante, esto puede reducir el riesgo de desarrollar demencia vascular y otros tipos de enfermedades. Pero, si ya padeces de diabetes, controla tus niveles de glucosa para proteger tus vasos sanguíneos.

Evita el consumo de tabaco

Está comprobado que fumar daña severamente a los vasos sanguíneos, así que deja de hacerlo si aún no lo has hecho.

La importancia de ser físicamente activo

El ejercicio regular tiene un gran número de efectos beneficiosos para la salud de todo el cuerpo y puede ayudar a evitar la demencia vascular.