Depilación permanente: la solución es confiar en la luz pulsada

Tanto las mujeres como los hombres tienen que lidiar constantemente con la depilación. Los tratamientos tradicionales (depilación con cera, maquinilla de afeitar, etc.) representan, en muchos casos, una verdadera tortura, no solo porque generan dolor, sino también porque no son muy duraderos y, muy a menudo, tampoco muy efectivos. Por esta razón, la mayoría de las personas apuntan a la depilación permanente. ¿Pero es realmente posible o es una simple utopía?

Antes de responder a esta pregunta, es importante destacar que es bueno desconfiar de los tratamientos que aseguran resultados inmediatos o accesibles en poco tiempo. De hecho, los sistemas garantizados son aquellos que actúan en diferentes sesiones. Volviendo a la pregunta anterior, la respuesta que se puede dar es afirmativa. Sin embargo, es importante encontrar la solución que mejor se adapte a su bolsillo, así como a sus necesidades estéticas.

En general, para las mujeres, cuando se trata de depilación, nos referimos principalmente a cejas, bigotes, piernas y brazos. Sin embargo, para los hombres se debe tratar principalmente el área de la espalda, el cuello, el pecho y la cara. Pero, ¿cómo es posible la depilación permanente? Simplemente, a través de la inhibición de los folículos pilosos, que pueden venir por láser o luz pulsada (IPL).

Láser o luz pulsada: ¿hacia qué es mejor inclinarse?

Hay muchas personas que en los últimos años han confiado en los láseres para eliminar el vello no deseado. Esta tecnología particular es extremadamente efectiva, ya que proporciona un haz de luz altamente concentrado, capaz de actuar de manera específica y penetrar profundamente, hasta el bulbo piloso, inhibiendo su crecimiento.

En este caso, se trata de una depilación no permanente, pero seguramente definitiva, ya que después de una serie de tratamientos intensos, es posible contar con largos períodos sin volver a crecer. Sin embargo, es importante enfatizar que este es un procedimiento médico, que debe ser implementado solo por profesionales.

Una tecnología, en cambio, que garantiza los mismos resultados, pero que también se puede implementar en casa y con total autonomía es la luz pulsada. En este caso, el haz de luz funciona de manera intermitente, logrando alcanzar la raíz del cabello.

Para obtener los primeros resultados es necesario esperar de 3 a 6 sesiones, dependiendo del tipo de piel y cabello que tenga. Este sistema de depilación no es demasiado cara. De hecho, solo elija el modelo correcto entre los disponibles en el mercado y listo.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Depiladoras IPL: ¿cómo usarlas mejor?

Antes de comprar una depiladora de luz pulsada, es importante saber que no es adecuada para todo tipo de piel. De hecho, es necesario tener el tipo de piel entre 1 y 5. Esto significa que no está indicado en caso de piel oscura o bronceada. Un argumento similar debe hacerse con respecto al cabello. La tecnología IPL funciona bien con cabello oscuro y grueso, mientras que tiene dificultades para identificar los claros.

Sin embargo, está indicado para todas las partes del cuerpo, aunque se debe prestar atención a las áreas más sensibles, para que no sufran alteraciones. En general, debe enfatizarse que el dolor percibido es prácticamente nulo y que las irritaciones y el enrojecimiento ocurren solo en raras ocasiones.

Antes del uso de la luz pulsada, es importante realizar un pre-afeitado, llevando los pelos a 2-3 milímetros, para permitir que la luz pulsada actúe de manera óptima. Finalmente, es una buena idea cubrir todas las áreas oscuras de la piel, como tatuajes, lunares y manchas en la piel, con un lápiz blanco, y evitar pasar la depiladora IPL sobre cualquier lesión.

 

También puedes leer: 4 consejos para usar bien la maquinilla de afeitar al momento de la depilación.