Deportes en la menopausia: los beneficios y las actividades recomendadas por los expertos

menoposia

Varios datos muestran que la mayoría de las mujeres en la menopausia llevan una vida sedentaria, pero el ejercicio proporciona beneficios significativos tanto para el cuerpo como para la mente, incluso en este período en particular: estos son los beneficios y las actividades recomendadas

La menopausia no es una enfermedad sino un momento fisiológico en la vida de toda mujer que coincide con el fin de su fertilidad. Sin embargo, durante este período, algunas mujeres sufren dolencias para las que existen tratamientos y remedios que les garantizan una buena calidad de vida.

Normalmente la menopausia se produce entre los 45 y 55 años de edad, pero la menopausia temprana y tardía no es rara. Ya unos meses antes del cese de la menstruación se observan alteraciones en el ciclo menstrual (menstruación cercana y abundante o más distante entre sí). Durante el mismo período los ovarios cesan su actividad y, como consecuencia, disminuye en la sangre la cantidad de estrógeno, es decir, las hormonas producidas hasta entonces por los ovarios.

Con la consiguiente disminución de la producción de hormonas, especialmente de estrógeno, es probable que se produzcan diferentes cambios físicos y psicológicos en la vida de una mujer. Un proceso natural que ciertamente implica una serie de dolencias, pero es posible combatirlas con un poco de actividad física diaria saludable. Lamentablemente, muchas mujeres en la menopausia llevan una vida sedentaria, pero el ejercicio garantiza considerables beneficios para el cuerpo y la mente incluso en este período tan particular para cada mujer.

Los beneficios de la actividad física en la menopausia

La actividad física regular mantiene y mejora el bienestar físico y psicológico general. Hay muchos beneficios, en primer lugar, la actividad física tiene un efecto positivo sobre los principales síntomas vinculados a la menopausia: reduce los calores, combate el insomnio, mejora la apariencia y el rendimiento físico. Además, con el ejercicio aumentan los niveles de catecolaminas y beta-endorfinas, que tienen un efecto positivo en el estado de ánimo. La actividad física también reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

¿Qué actividades realizar?

Las actividades a practicar son diferentes:

  • Caminar (a ritmo rápido): mejora las funciones cardiovasculares; las funciones respiratorias; la movilidad y la resistencia muscular; la mejora del tono del humor; la reducción del estrés; la mejora del insomnio.
  • Correr: perder peso, mejora la circulación sanguínea, reduce el estrés.
  • Subir o bajar escaleras.
  • El ciclismo (o la bicicleta): te hace más feliz, reduce el estrés y la depresión; controla tu peso y te mantiene en forma; protege tu corazón; no daña tus articulaciones y reduce la fatiga.
  • La natación: ayuda a aumentar la fuerza y el tono muscular; mantiene el bienestar de los músculos; fortalece los huesos y el sistema esquelético, especialmente después de la menopausia.

Todas estas actividades son recomendadas y mejoran la función cardíaca y pulmonar, queman calorías y ayudan a controlar el peso. Además, están indicadas para el bienestar de los huesos. Por último, recuerde que antes de comenzar cualquier actividad física siempre se recomienda consultar a su médico para comprobar su salud, y tal vez establecer un programa adecuado a sus habilidades y estado físico.

También puedes leer: Depresión post parto: la importancia de tratarla a tiempo