Descubre la verdadera razón por la que se nos pone la piel de gallina

El sistema nervioso simpático reacciona al aire frío con la piel de gallina. Si se queda lo suficiente, ordena el crecimiento de nuevo cabello.

A todos se les pone la piel de gallina, pero ¿alguna vez nos hemos preguntado por qué? Hasta ahora, la hipótesis principal era que, al elevar los folículos pilosos de la piel, la piel de gallina ayudaba a mantener el cuerpo caliente, proporcionando más espacio para la recolección de aire caliente cerca del cuerpo.

Sin embargo, muchos científicos están desconcertados con esta explicación, ya que la falta de pelo en el cuerpo de los humanos hoy en día nos deja con la capacidad de tener la piel de gallina, pero sin la posibilidad de beneficiarnos de ella.

La piel de gallina nos ayuda en el crecimiento del cabello

Un nuevo estudio publicado en Cell sugiere una razón diferente para esta reacción. Sus autores afirman que las mismas células que causan la piel de gallina podrían ser las responsables de ayudar al crecimiento del cabello en primer lugar, dando una razón para la evolución. En los animales, muchos órganos están formados por tres tipos de tejido: epitelio, mesénquima y nervio.

En la piel, que es un órgano, un nervio se conecta a los músculos del mesénquima. Este nervio es parte del sistema nervioso simpático y ayuda a mantener la homeostasis. El propio músculo está conectado a las células madre del epitelio que curan las heridas y regeneran los folículos pilosos.

Los investigadores se centraron en los ratones, como es típico en estos estudios, pero sugieren que los resultados también son aplicables a los humanos dada la similitud entre nuestra piel y las células capilares. También examinaron el comportamiento y la estructura del nervio bajo un microscopio electrónico.

Para su sorpresa, el nervio no sólo estaba unido al tejido muscular mencionado anteriormente, sino que también estaba envuelto alrededor de las células madre del folículo piloso. En condiciones normales, el sistema nervioso simpático siempre funciona a un nivel bajo. Esto mantiene el cuerpo funcionando normalmente.

Nuevos estudios

Cuando observaron este comportamiento, notaron las señales enviadas por el sistema nervioso a las células madre de los folículos pilosos. Estas señales parecen mantener las células madre listas para su uso potencial. Sin embargo, cuando los investigadores expusieron los tejidos al frío, la actividad aumentó. Se liberó una ola de neurotransmisores y las células madre se activaron. Esto impulsó el crecimiento de nuevo cabello.

Parece que la piel de gallina es parte de una respuesta de frío en dos etapas. En el primero, el músculo bajo la piel es estimulado para formar la piel de gallina. Si este estímulo dura lo suficiente, comienza la segunda fase, en la que el sistema nervioso simpático requiere el crecimiento de nuevos pelos y la reparación de los antiguos en respuesta al frío.

Los resultados de este estudio muestran que los beneficios de tener la piel de gallina son más complejos de lo que se pensaba inicialmente. Nos recuerda que aún tenemos mucho que aprender sobre las cosas más comunes.

También puedes leer: Calambres nocturnos, cómo prevenirlos y curarlos