Descubre por qué las lentejas son el alimento número uno que no puede faltar en tu dieta

Las lentejas son legumbres que nos dan beneficios nutritivos y culinarios muy importantes. El poder nutricional de este alimento lo convierte en un tesoro para nuestra dieta.

Los cultivos de lentejas datan de cientos de años atrás, puesto que existen desde hace 9.000 años. Se dice que desde Irak se fue extendiendo por todo el mediterráneo por medio de Grecia. En la actualidad, Estados Unidos, España y Turquía son los mayores productores de lentejas del mundo.

Estas hortalizas tienen un alto contenido de proteínas, fibras y minerales como el hierro y calcio. Media taza de lentejas cocidas, incluyen 9 gramos de proteínas y 8 gramos de fibra, lo que vendría siendo la cuarta parte de la cantidad que se recomienda consumir diariamente que es de 25 a 30 gramos. Gracias a esto, las lentejas aumentan la saciedad y permiten mantener el peso ideal. Debido a sus grandes beneficios, las lentejas son recomendadas a cualquier tipo de persona.

A continuación, te decimos las razones para consumir lentejas con más regularidad

Alta fuente de proteína vegetal: las personas que tienen una dieta vegetal deben consumir tanto legumbres (lentejas) como cereales integrales para proporcionar al organismo todos los aminoácidos necesarios para la producción de proteínas.

Fuente de hierro: las lentejas son una gran fuente de hierro para los que tengan cualquier tipo de alimentación. Se debe tener en cuenta que los alimentos vegetales contienen un hierro que es absorbido por nuestro cuerpo con gran facilidad si consumimos al mismo tiempo vitamina C. Media taza de lentejas suministra el 15% de lo que requiere el organismo diariamente.

Aportan fibra prebiótica: para los que quieren mejorar su dieta con fibra dietética, las lentejas les brindan un gran aporte. Debido a su fuente de fibra prebiótica (que son las preferidas por las bacterias intestinales) mejoran la salud intestinal y ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre. También se ha demostrado que las lentejas le conceden grandes beneficios al corazón, reduciendo la presión arterial y el colesterol.

Son muy variables en la cocina: las lentejas no solo se preparan como habitualmente lo hacemos, también tiene numerosas recetas como terciopelo o sopas y son excelentes para condimentar arroz, pastas, verduras o preparar hamburguesas.

Son económicas:  estas legumbres suelen ser muy económicas y rinden muchísimo gracias a que las lentejas secas duplican su volumen cuando se cocinan.

Le gusta a todos, incluso a los niños: y es que, por su tamaño pequeño las lentejas son más fáciles de digerir que otras legumbres, además de tener un excelente sabor con el que se puede preparar platos deliciosos.

Se cocinan rápido: otro tipo de legumbres como los garbanzos y los frijoles se cocinan en un tiempo bastante largo de hasta 1 hora, mientras que las lentejas se cocinan en unos 25 a 30 minutos.

Se encuentran disponibles durante todo el año: las podemos comprar todo el año, ya que, al igual que otras legumbres se mantienen secas. Podemos mantenerlas en la despensa durante mucho tiempo, guardas en sus respectivas bolsas o recipientes herméticos y consumirlas en el momento que queramos.