Desde manzanas hasta granadas: los beneficios de las frutas de otoño

La fruta es uno de los mejores aliados de la salud, no solo durante el verano, sino también durante el resto de estaciones del año.

Incluir frutas en la dieta básica significa contar con una fuente irremplazable de almidones, vitaminas, fibra y antioxidantes. Teniendo en cuenta la información de la página web del Ministerio de Sanidad, se recomienda consumir al menos 5 raciones diarias entre frutas y verduras que alcancen al menos los 400 gramos. Cabe resaltar que contrario a lo que se cree, el jugo de fruta, incluso al 100% y sin endulzantes adicionales jamás va a reemplazar a la fruta fresca, por lo que es mejor buscar frutos frescos y sin preparados.

Este es el listado de frutas de otoño para poner en el carro de la compra y obtener múltiples beneficios:

  1. Granada.

Es una gran fuente de antioxidantes y contiene polifenoles, además de taninos y antocianinas. Las investigaciones dirigidas por el Instituto de Biología de Células Madre y Medicina Regenerativa de Bangalore y la Universidad de Louisville, han identificado a las granadas como un fruto clave para combatir la enfermedad inflamatoria crónica del intestino gracias a una molécula: la urolitina, la cual, aún sigue siendo objeto de estudio por su posible efecto para combatir este tipo de enfermedades.

  1. Pera.

El primer beneficio es que el 80% de la pera es agua. Las peras son el complemento ideal para las personas que buscan llevar una dieta lo más saludable posible. Además, al tratarse de una fruta diurética, ayuda a la pérdida de líquido y la eliminación de toxinas.

  1. Higos.

Es una de las frutas con mayores beneficios para la salud, su principal atributo es su alto contenido de fibra, componente necesario para una buena digestión y la salud cardiaca. Además, combate la obesidad, ayuda a prevenir el cáncer, la anemia y controla los niveles de colesterol.

  1. Kaki/caqui.

El aporte que tienen para la salud es su variedad de vitaminas: beta caroteno, provitamina A, vitamina C, vitamina B1 y B2 y minerales como potasio.

  1. Manzana.

Las manzanas ayudan al proceso de digestión gracias a su cantidad de fibra, también ayudan a reducir el colesterol alto, los niveles de azúcar en sangre y el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Además, son buenas para tratar el estreñimiento, la diarrea y la eliminación de toxinas al ser estimulantes de los riñones y el hígado.

  1. Kiwi.

Es rico en antioxidantes y vitamina C, reduce el estrés y la sensación nerviosa, ayuda a tratar el estreñimiento, es útil para adelgazar y trata la retención involuntaria de líquidos y también mejora la circulación de la sangre. Lo más impresionante es que el kiwi proporciona el 273% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C en una sola taza, lo cual es cinco veces mayor a la de una naranja. Por último, también contiene vitamina K, conocida por ayudar a la coagulación de la sangre.

  1. Moras.

Las moras son frutos de arbustos pequeños y carnosos, consumirlas aporta altos niveles de hierro, esencial para la producción de hemoglobina en la sangre. Además, estimula la digestión, reduce el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares, refuerza el sistema inmunológico y ayuda a proteger la visión.