Después de los 40 años todas las mujeres deben tomar 6 vitaminas y minerales

Después de los 40 años, para mantenerse en forma y saludable, debe recordar tomar 6 vitaminas y minerales esenciales diariamente.

En algún momento de nuestro recorrido por la vida las necesidades de nuestro cuerpo cambian y a medida que maduramos necesitamos mimarnos más y recordar proporcionar a nuestro cuerpo diariamente 6 vitaminas y minerales que nos ayudarán a combatir el envejecimiento celular y a prevenir muchas enfermedades. Lo primero que hay que hacer para mantenerse en forma después de los 40 años es fomentar una dieta altamente nutritiva.

Qué comer después de los 40 años para estar bella y saludable

Para ser bella por fuera tienes que seleccionar lo que pones dentro. Muchos nutricionistas nos recuerdan que somos un reflejo de lo que comemos y una dieta adecuada se refleja en la calidad de nuestra piel, cabello y uñas. Aunque sólo pensarlo nos haga sentir mal, hay que tener en cuenta que a partir de los 40 años empezamos a acercarnos a la menopausia y esto provoca muchas molestias, por ejemplo, fatiga, dolores musculares y articulares. Para afrontar mejor este cambio inevitable pero significativo, es mejor que se produzca, proporcionando a nuestro cuerpo las vitaminas y minerales que más necesita para sentirse bien.

¿Qué vitaminas y minerales debemos tomar diariamente después de los 40 años?

Los más importantes son 6. Descubre por qué son tan esenciales a esta edad:

1. La vitamina D

Es verano y este debería ser el momento en que somos menos propensos a la deficiencia de vitamina D, ya que está presente de forma natural en los rayos del sol. La deficiencia de vitamina D es peligrosa porque de ella depende la absorción de calcio en el cuerpo, un mineral esencial para tener huesos sanos y fuertes. También puede reponer la vitamina D incluyendo ciertos alimentos en su dieta diaria como el salmón, los huevos, la carne, la leche y el queso. El tofu y la leche vegetal también contienen vitamina D, en caso de que haya elegido una dieta vegana o vegetariana.

2. Probióticos

Probablemente notaste que cuando tenías 20 años comías de todo e incluso podías digerir piedras mientras que después de los 40 tu digestión empezó a ser un poco aburrida, como si eso no fuera suficiente, el metabolismo ralentizado te hace ganar kilos si no tienes cuidado de no exagerar con la cantidad y calidad de la comida. Para contener este problema, tome diariamente probióticos, esenciales para la salud del intestino porque ayudan a eliminar las toxinas del intestino. Para llenarse de probióticos sólo recuerde incluir algunos alimentos en su dieta diaria como: yogur y leche fermentada, soja, kéfir y aceitunas.

Además de una mejora en la digestión y el metabolismo, te ayudarán a no engordar demasiado. Los probióticos promueven la estimulación de la quema de grasas y estimulan el metabolismo, lo que los convierte en grandes aliados en su línea.

3. Calcio

Entre las enfermedades que aparecen después de los 40 años está la osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos haciéndolos frágiles y propensos a las fracturas. La mejor manera de tener huesos sanos es tomar suficiente calcio y la principal fuente de calcio proviene de los productos lácteos, el agua mineral o las sardinas.

4. Omega-3

Los Omega 3 son ácidos grasos esenciales muy importantes para prevenir el envejecimiento prematuro de las células y la aparición de radicales libres. También son excelentes para mejorar la salud cardiovascular y para decir adiós a los molestos kilos. Los omega-3 son «grasas buenas» que participan en la acción termogénica del cuerpo y estimulan la pérdida de peso. Los omega-3 también promueven la belleza de la piel actuando contra el acné, los puntos negros y las arrugas. Para conseguir que el omega aumente debe comer todos los días: nueces, salmón y todos los pescados grasos.

5. Vitamina B12

Al igual que el Omega 3, la vitamina B12 es esencial para proteger contra el envejecimiento celular y combatir los radicales libres. Tomar vitamina B12 diariamente te ayuda a mantenerte joven. Sus beneficios tienen el mayor impacto en los músculos, las articulaciones y la sangre. Esta vitamina también es un formidable calmante para el dolor y el estrés. Para asegurarse de que la consume mientras come, no debe perderse algunos alimentos diarios en su mesa: ostras, caballa, salmón, arenque, hígado de ternera, atún y camarones son algunos de los alimentos que contienen más de esto, además de ser alimentos deliciosos.

6. Magnesio

Este mineral es esencial para nuestro cuerpo. Los beneficios del consumo diario de magnesio son considerables. ¡El magnesio es un amigo de tu corazón y tus arterias! El magnesio reduce el riesgo de derrame cerebral pero también la hiperlipidemia y la hipertensión, enfermedades que tienen más probabilidades de aparecer con la edad. Tomar magnesio todos los días ayuda a mejorar el estado de ánimo, a dormir bien y a combatir el estrés.

También puedes leer: Tenemos un «segundo cerebro» y se encuentra en el estómago