Después de los 40 cambia nuestro olor corporal y no podemos evitarlo

A partir de los 40 años nuestro olor corporal cambia debido a un fenómeno natural al que la ciencia da una explicación muy sencilla.

El cambio en el olor corporal comienza después de los 40 años y con el tiempo puede llegar a agravarse hasta convertirse en ese olor característico que tienen los ancianos.

¿Pero a qué se debe ese olor particular que tienen nuestros abuelos?

La respuesta la podemos encontrar en los cambios que suceden en el organismo a medida que envejecemos, ya que con el pasar de los años las hormonas y la piel van cambiando su composición y, por tanto, el olor.

¿Qué dicen las investigaciones?

El Centro de Investigación Química de Monell se dio a la tarea de investigar este hecho, realizando un estudio que ha sido publicado por el diario New York Times. El estudio ha sido muy importante, porque consiguió validar de manera científica esta inevitable manifestación natural, que ha sido compartido por otros investigadores que han hecho estudios sobre el mismo tema.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

El biólogo e investigador Johan Lundstrom, uno de los realizadores de la investigación, explicó cómo se adelantó el estudio: “El olor de nuestro cuerpo cambia con la edad. Y para poder demostrarlo se escogió una población entre 20 y 95 años, analizando el olor que deriva de sus axilas. Todo se desarrolló con 41 voluntarios que se ofrecieron para oler las axilas de las personas que hacían parte del estudio, y con los ojos vendados se pudieron dar cuenta de la intensidad y el efecto del olor agradable o desagradable que tenía cada uno”.

Según los evaluadores se pudo distinguir fácilmente el olor de personas mayores en comparación con los demás.

Los resultados se pueden explicar mejor considerando un estudio japonés realizado en el año 2001, que fue hecho para esclarecer esta manifestación. Según esta investigación, la piel de las personas mayores produce algo llamado 2-nonenal, que es un aldehído insaturado que tiene un olor particular.

Para poder realizar este estudio, los japoneses estudiaron el olor corporal de algunas personas en edades entre 26 y 75 años, que conllevaría a la misma conclusión del estudio anterior, determinando también que después de los 40 años este olor era mucho más evidente.