Después de meses de pandemia, China intenta olvidarse del coronavirus y se van de vacaciones

En estos momentos Europa y otros países se encuentran enfrentando una segunda ola de Covid-19, pero China es un país muy afortunado, ya que la población se va a ir de vacaciones durante una semana gracias al gobierno que los ha invitado a viajar libremente. Al parecer se espera que 600 millones de personas puedan viajar libremente dentro de sus fronteras.

Para muchos es algo muy paradójico, debido a que es en China donde inició toda esta crisis del coronavirus, para ser precisos en Wuhan, en donde se dio a conocer la información de la peligrosidad del virus, y sobre cómo se presenta el contagio entre las personas. Sin embargo, este país asiático ha derrotado el virus y ha vuelto a la vida, con algunas preocupaciones, pero con el gran interés de reactivar su economía.

Los días en que se llevará a cabo estas vacaciones han sido denominados “La semana dorada”, he inician el 1 de octubre, y se dan en medio de las celebraciones de la fiesta nacional China, que es uno de los momentos más importantes del año en ese país.

En lo que queda de este año 2020, no se realizarán viajes al exterior, por lo cual el turismo interno va a ser la clave para activar su economía. Se ha pronosticado que las cifras que dejarán los viajeros a las regiones más visitadas serán muchísimas, como suele pasar siempre en China. Al parecer, este régimen pretende convertir la gran debilidad que han estado viviendo en una herramienta de propaganda.

El régimen chino

Estos llamados regímenes son muy autoritarios, y son popularmente conocidos porque no dudan en hacer uso de su autoridad a la que ninguna persona puede oponerse. Y es por eso, que para detener la propagación de un virus como el que hemos estado viviendo, ha sido muy necesario el control social absoluto como una gran herramienta, en especial si se tiene también una buena tecnología de vigilancia.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Al parecer Beijing intenta cambiar su modelo económico luego de tres décadas en las que depende absolutamente de sus exportaciones.

Muchos otros países han criticado a China por su actitud durante la crisis de la pandemia y por otros motivos, pero no se debe pasar por alto la manera en que Beijing ha logrado cambiar las normas en beneficio de sus líderes internos para hacer frente a la situación.

Pero ciertamente, se debe decir que no todo va bien en China, y es por ello que el gobierno les quiere otorgar una sensación de aliento en la semana festiva.

Este modelo de régimen chino se ha ido debilitando por varios motivos, incluido la pandemia. Por tal razón, el gobierno busca estimular el consumo interno, que se presenta en menos proporción en comparación con los otros países desarrollados en su estructura de su producto interno bruto. Y de esta forma, poder desarrollar una economía que sea menos dependiente de los mercados internacionales.

Prácticamente al obligar a los chinos para que se vayan de vacaciones, los mandatarios locales quieren tener un doble resultado: fortalecer en todo el país la sensación de haber superado la pandemia mucho mejor que el resto del mundo y al mismo tiempo estimular su economía.