Insólito

Se divorcia cuatro días después de su boda al descubrir que su pareja es un hombre

Los medios de comunicación indonesios informaron de este caso en el que un hombre de 31 años se casó con una mujer que había conocido por Internet, pero luego descubrió que en realidad se trataba de otro hombre.

El hombre, al que aquí llamaremos Muh con el fin de proteger su identidad, ya que está muy avergonzado, asegura haber conocido a su mujer, (la cual llamaremos Mita), virtualmente por medio de Facebook.

Tras conocerse y comenzar muy pronto una relación romántica a través de la red social, ambos decidieron conocerse también en la vida real. La primera cita fue todo un éxito. En la entrevista, el joven de 31 años dijo que nada en el aspecto o en la voz de Mita tuvo la suficiente potencia como para levantar sospechas. Muh asegura que es una persona muy enamoradiza y creyente del amor a primera vista, por lo que en muy poco tiempo solo pudo pensar en ella, hasta que con el paso de unas cuantas semanas ya no pudo resistirse, declarando abiertamente su amor hacia Mita y pidiéndole que se casara con él, diciendo: «¡Mita, te echo de menos! Casémonos», la cual aceptó sin ninguna duda.

Así fue como Muh lo habló con su familia y, en pocos días, la pareja fijo la fecha de la boda. Y así, en un hermoso día del mes de junio, Muh y Mita se presentaron en el registro civil del distrito de Kediri, en Java Central (Indonesia) para concretar la unión matrimonial. La ceremonia iba súper bien, pero todo empezó a tomar un giro extraño cuando Muh, durante su noche de bodas se encuentra con una sorpresa jamás esperada: No tuvieron relaciones sexuales.

Muh estaba un poco decepcionado, pero decidió no darle mayor importancia al asunto. Al fin y al cabo, siempre queda la noche siguiente y todas las que vengan. Pero al ver que la misma situación se repetía cada noche, comenzó a sospechar que algo no iba bien.

Después de que la tercera noche también quedara sin concretar, Muh comenzó a investigar sobre el pasado de su ahora esposa. La gran sorpresa llega al ver que tiempo atrás, su hermosa, educada y elegante esposa es en realidad un hombre. Mita pronto se dio cuenta de que su marido había descubierto la verdad, pero cuando Muh quiso volver a casa para enfrentarse a ella, está ya había desaparecido.

Muy molesto, este no duda en ningún momento de contar la verdad a su familia, exigiendo inmediatamente el divorcio de Mita, ya que se sentía completamente engañado por la persona que había elegido como su alma gemela y también presentó una denuncia policial en la que acusaba a su esposa de engaño.

Poco tiempo después, la policía no tardó en localizar a la mujer de 25 años, la cual realmente es un hombre llamado Adi. La noticia del descubrimiento dejó atónita a toda la comunidad del pueblo de Gelogor, en el distrito de Kediri, del que es oriundo el joven, ya que siempre había sido conocido por todos como una persona biológicamente femenina.

Así fue como, tras cuatro días de matrimonio, se pudo realizar sin muchos problemas el divorcio, convirtiéndose así en uno de los matrimonios más cortos de toda Indonesia.