Salud

Diabetes: Investigaciones señalan que los antiácidos pueden mejorar el control de la glucemia

En la actualidad, la diabetes de tipo 2 es un problema de salud pública que afecta a casi el 10% de la población mundial. Estudios recientes han demostrado que el número de personas afectadas en todo el mundo se encuentra en aumento, por lo que la comunidad científica se encuentra en la constante búsqueda de nuevas alternativas de tratamiento, tanto para los síntomas como para la enfermedad en general.

Se trata de un nuevo metaanálisis que ha demostrado como los antiácidos pueden mejorar el control de la glucemia en pacientes diabéticos. Sin embargo, también se ha confirmado que su consumo no tuvo ningún efecto sobre la reducción del riesgo de contraer diabetes en la población general.

Con respecto a las opciones de tratamiento y prevención de los síntomas, existen algunos tratamientos que han demostrado ser útiles para controlar y mantener a raya la enfermedad, como cambios en la forma de la alimentación y el consumo de fármacos específicos, pero los expertos consideran que este descubrimiento podría suponer un gran avance en la prevención de los peores síntomas y efectos secundarios. De hecho, varios datos recientes apuntan a los fármacos antiácidos comunes como una buena forma de mejorar y mantener los niveles de glucosa.

Diabetes: estudios descubren que los antiácidos mejoran el control de la glucosa en sangre sobre los pacientes enfermos.

Esta investigación ha demostrado que la prescripción de antiácidos para funcionar como complemento de la atención estándar fue superior a la terapia convencional en la reducción de los niveles de hemoglobina A1c y de la glucemia en ayunas en personas que ya padecen de diabetes. Por el contrario, en las personas sin diabetes, la prescripción y toma de antiácidos no alteró el riesgo de desarrollar alguno de los tipos de la enfermedad. El equipo encargado realizó un metaanálisis sobre los efectos de los inhibidores de la bomba de protones, un tipo de medicamento antiácido de uso común, en los niveles de azúcar en sangre de las personas que ya padecen diabetes y sobre si estos fármacos podrían prevenir la reaparición de la diabetes en la población general.

Los expertos también descubrieron que el efecto de los antiácidos puede reducir los niveles de HbA1c en un 0,36% en personas que sufren de diabetes y disminuir los niveles de azúcar en sangre en ayunas en 10 mg/dl, según los resultados de siete ensayos clínicos. Para el caso de las personas que no padecen diabetes, se pudo comprobar que el consumo de los antiácidos no representa ningún efecto positivo en la reducción del riesgo de desarrollar algún tipo de diabetes.

Desde que se ha comprobado la efectividad de los antiácidos, la comunidad científica busca hacer conciencia en la población sobre la influencia de estos medicamentos de uso común sobre la mejora del control de la glucemia, además de recomendar a los distintos proveedores que tengan en cuenta este efecto hipoglucemiante a la hora de prescribir estos fármacos a sus pacientes.