Salud

Diabetes: puede ser causada por el estrés?

Hoy te vamos a demostrar cómo el estrés puede favorecer y potenciar la aparición de la diabetes y qué podemos hacer para mantener la calma en nuestro día a día.

Cuando los seres humanos pasamos por un periodo de mucho estrés, el cuerpo libera continuamente hormonas como la adrenalina. Estas hormonas actúan sobre los vasos sanguíneos haciendo que se contraigan y que la presión arterial aumente, lo que nos hace estar más alerta y ser más eficientes. Pero al mismo tiempo, estas hormonas liberan el azúcar de las células, lo que hace que los niveles de azúcar en la sangre aumenten con el fin de que el cuerpo tenga más energía disponible.

Bajo los efectos del estrés, el cerebro y los músculos queman más azúcar de lo normal, cuando este tipo de procesos es moderado, es completamente inofensivo para la salud. Pero, si el equilibrio del organismo se ve muy alterado durante mucho tiempo por los efectos del estrés, puede potenciar el desarrollo de enfermedades como la diabetes.

Es importante aclarar que las circunstancias externas no siempre influyen en la aparición del estrés. Sin embargo, los paseos regulares, buenas horas de sueño y algunos de los ejercicios de relajación que veremos a continuación, pueden ayudar a reducir los niveles de adrenalina y a mantener la compostura.

Relajación muscular de Jacobson.

Para preparar estos ejercicios es necesario contraer y luego relajar diferentes grupos musculares. Pueden realizarse estando sentados o tumbados, pero se obtienen mejores resultados estando acostados.

Cómo realizar el ejercicio:

Túmbate de espaldas, cierra los ojos y respira profundamente hasta que el aire invada todo tu tórax. Comienza con el pie derecho, extiende los dedos de los pies y estira la pierna, mantén la posición durante 3 o 4 respiraciones y luego vuelve a colocar el pie en la posición inicial. Es importante que te concentres en la sensación de relajación de la pierna y luego realízalo con el otro pie.

Ahora, aprieta muy fuerte el puño derecho hasta que sientas que se tensiona la parte superior del brazo, mantén la tensión durante 3 o 4 respiraciones y abre lentamente el puño mientras relajas los dedos. Luego repite el ejercicio con la mano izquierda.

El tercer paso requiere contraer los diferentes músculos de la cara. Comienza levantado las cejas, frunciendo el ceño, arrugando la nariz, cerrando los ojos y apretando los párpados, también aprieta las mandíbulas y presiona la lengua contra el paladar. Para cada uno de los músculos de la cara, debes mantener la tensión durante una o dos respiraciones y luego soltarlos.

Cuando termines con los ejercicios antiestrés, estira todo tu cuerpo, respira y relájate lo más que puedas.

Yoga para la relajación.

Este ejercicio requiere que te tumbes de espaldas con los brazos pegados al torso y que comiences a respirar con calma. Luego inhala mientras doblas las piernas, lleva las rodillas hacia el pecho y mantén los hombros y los omóplatos apoyados en el suelo.

Después exhala mientras levantas las piernas para que queden en un ángulo recto con relación a la parte superior del cuerpo. Debes mantener los dedos de los pies rectos durante 30 segundos. Por último, dobla las rodillas y lleva tus piernas a su posición inicial.

Te aseguramos que con estos ejercicios podrás liberar todo tu estrés y ansiedad de forma natural y sin fallar en el intento. Aun así, siempre ten en cuenta la importancia de darte momentos para descansar y distraerse, además de comer bien y dormir cada día 8 horas para mantenerte sereno frente a las adversidades.

Publicaciones relacionadas