Diabetes tipo 2, en la boca esta la señal de un alto nivel de azúcar 

La diabetes tipo 2 es una condición que afecta a muchas personas en todo el mundo. El alto nivel de azúcar en la sangre también puede reconocerse en la boca.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 incluyen una pérdida de peso inexplicable, sed habitual y necesidad de beber, fatiga y el hecho de orinar más de lo normal. Pero, según un estudio de un grupo de científicos, también puedes estar en riesgo de tener un alto nivel de azúcar en la sangre si desarrollas esta señal en tu boca.

La diabetes es una condición común que hasta no hace mucho solía producirse generalmente en adultos mayores de 50-55 años, por lo que se la conocía como diabetes del adulto. Sin embargo, en la actualidad es cada vez más frecuente el diagnóstico de esta patología en niños y adolescentes, a causa del alarmante aumento de la obesidad infantil que se ha registrado en los países occidentales durante los últimos tiempos (en España hay un 18,2% de niños obesos).

Se ha afirmado que se puede correr el riesgo de un alto nivel de azúcar en la sangre si se desarrolla una boca particularmente seca.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

La diabetes tipo 2 y resequedad en la boca

Los pacientes diabéticos son más propensos a tener la boca seca, según el sitio web médico Diabetes.co.uk. Esto se debe a que la persistencia de azúcar en la boca puede reducir la producción de saliva. La sequedad de la boca puede dar lugar posteriormente a otras afecciones, como la gingivitis y la candidiasis bucal. Por eso los pacientes diabéticos también son más propensos a desarrollar infecciones por hongos.

«Boca seca, clínicamente conocida como xerostomía, es el término utilizado para describir la falta de saliva en la boca», dijo el sitio web médico. «La saliva ayuda a controlar los niveles de bacterias equilibrando y lavando el ácido alrededor de los dientes y las encías. Las personas con diabetes son más susceptibles a las infecciones de boca seca y a las infecciones por hongos, como el muguet, debido a los altos niveles de glucosa en la sangre y la saliva. Mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites recomendados, para reducir el efecto de la sequedad de boca.

También puedes leer: Trastorno de pánico: todo lo que debes saber