Salud

Diabetes tipo 2: Una señal en el oído puede alertarnos de la enfermedad

La diabetes de tipo 2 es una condición permanente que afecta a muchas personas en todo el mundo y requiere un control cuidadoso.

Es el resultado de la presencia de cantidades excesivas de glucosa, es decir, de azúcares, en la sangre, causadas por una deficiencia de insulina o por un mal funcionamiento. Por lo tanto, es esencial reconocer los signos de advertencia para poder tomar medidas que mantengan la glucosa en sangre bajo control, y uno de ellos se refiere a una señal que puede estar presente en el oído.

La señal en el oído de los diabéticos

Un síntoma potencial de la diabetes tipo 2 que no se conoce bien es la pérdida de la audición, un término utilizado para describir el deterioro parcial o total de la audición.

Aunque la pérdida de audición es un fenómeno muy común que suele ocurrir debido al envejecimiento o a la exposición constante a ruidos fuertes, un extenso estudio ha demostrado que es dos veces más común en los adultos con diabetes que sin la enfermedad.

Un estudio llevado a cabo por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos encontró una fuerte asociación entre la pérdida de audición y la diabetes.

Después de analizar los resultados de las pruebas de audición realizadas a una muestra representativa a nivel nacional de adultos en edad laboral en Estados Unidos, los investigadores descubrieron que los participantes con diabetes o prediabetes eran más propensos a tener al menos una pérdida de audición leve que las personas sin ella.

La prediabetes

Hay que especificar que la prediabetes es una condición caracterizada por la presencia de niveles de glucosa en la sangre que son más altos de lo normal pero que no son todavía lo suficientemente altos para ser clasificados como la verdadera patología.

Reforzando los resultados del estudio y considerando también otras variables, los resultados se mantuvieron iguales después de tener en cuenta también los principales factores conocidos que afectan a la audición, como la edad, la exposición al ruido, el nivel de ingresos y el uso de ciertos fármacos.

También puedes leer: 10 razones para empezar a caminar una vez al día

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.