Salud

Diarrea persistente, cuándo preocuparse e ir al hospital

¿Diarrea que no desaparece? ¿Es ahora una diarrea crónica? Es entonces cuando es mejor ir al hospital.

¿Debemos preocuparnos por la diarrea persistente? Absolutamente. Lamentablemente, la diarrea crónica a menudo se subestima, incluso cuando es incapacitante hasta el punto de que el paciente ni siquiera logra salir de casa porque tiene el impulso constante de defecar. ¿Cuándo ir al hospital? Si la diarrea es tan grave que también ha causado deshidratación, hipotensión y desmayo: no espere, vaya directamente al hospital. La diarrea no debe tomarse a la ligera: además de la deshidratación, provoca desequilibrios electrolíticos que pueden empeorar aún más los síntomas, especialmente en pacientes con otras enfermedades (problemas cardíacos, renales o hepáticos), niños o ancianos.

Diferencia entre diarrea aguda y crónica

Con el término diarrea persistente muchas personas se refieren a la diarrea crónica. De hecho, la diarrea se puede clasificar de muchas maneras. Una de ellas es la que distingue entre diarrea aguda y crónica o persistente:

Diarrea aguda:

Diarrea que ha durado menos de dos semanas. Suele ser causada por infecciones virales (Norwalk o Rotavirus habitualmente), infecciones bacterianas (Salmonella, Camylobacter, Yersinia y Shigella), parásitos (Giardia, Cryptosporidium…), intolerancias alimentarias, alergias alimentarias, intoxicaciones alimentarias (Staphylococcus auereus, Bacillus cereus, Clostridium perfringens, etc.). coli, Clostridium difficile, Vibrio cholerae, Clostridium botulinum o Vibrio parahaemolyticus) o medicamentos, pero tenga cuidado: también existen formas de diarrea isquémica para la trombosis mesentérica o colitis isquémica, diverticulitis o enfermedad inflamatoria intestinal.

Diarrea crónica:

Ha persistido durante más de 4 semanas. Puede ser secretora u osmótica. También se clasifica en acuoso, sanguíneo o graso.

Diarrea persistente: causas

Estas son algunas de las causas más frecuentes de diarrea crónica persistente:

Diarrea secretora

  • de las medicinas
  • proliferación de flora bacteriana
  • síndrome del intestino irritable
  • Parasitosis: Giardiasis, criptosporidiosis….
  • por resección del íleon
  • obstrucción posterior
  • cáncer de colon
  • diarrea por ácidos biliares
  • diabetes mellitus con neuropatía intestinal (el estreñimiento es más frecuente)
  • enfermedades neurológicas
  • distrofia muscular
  • inmunodepresión (también por SIDA)
  • diarrea secundaria por tumores como los carcinoides, el cáncer de tiroides, el cáncer de páncreas, el gastrinoma y el cáncer de pulmón

Diarrea osmótica

  • intolerancia alimentaria
  • alergias alimentarias
  • uso de laxantes
  • ingestión excesiva de azúcares o solutos no absorbibles
  • isquemia crónica

Diarrea sanguínea

  • enfermedad de Crohn
  • colitis ulcerosa
  • colitis isquémica
  • cáncer de colon
  • radiación
  • infecciones por Camylobacter, Yersinia, Citomegalovirus y Entamoeba

Diarrea grasa

  • malabsorción
  • mala digestión
  • insuficiencia del páncreas exocrino
  • enfermedad celíaca
  • giardiasis
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad de Whipple

Diarrea persistente: ¿qué hacer?

Si la diarrea es aguda y autolimitante, por lo general su médico de cabecera también le recetará medicamentos sintomáticos como:

  • fermentos lácticos
  • adsorbentes intestinales (utilizados para compactar heces)
  • medicamentos que modifican el peristaltismo intestinal
  • antibióticos intestinales (solo en caso de infección bacteriana)

Pero si la diarrea no pasa, de aguda a crónica, incluso con medicamentos sintomáticos, entonces no espere semanas o meses antes de ver al médico: necesita entender mejor la causa para dirigir la terapia. Y para hacer esto es necesario hacer una serie de pruebas, incluyendo análisis de sangre, pruebas de heces y ultrasonido abdominal para comenzar.

Si la diarrea causa deshidratación, una fuerte sensación de fatiga, dolor abdominal intenso, entonces no tiene que esperar: si los dolores son severos y la sensación de fatiga es considerable, también tiene hipotensión y se desmaya, aquí es donde debe acudir urgentemente a la Sala de Emergencias. Algunas de las causas observadas, de hecho, se consideran una emergencia aguda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *