Dientes dañados por el humo: deja de fumar por el bien de tu boca

Dientes dañados por fumar, una buena razón para dejar de fumar inmediatamente: por el bien de la boca y de nuestra sonrisa.

Dientes dañados por el humo. Pero esto no es solo uno de los daños causados por el humo del cigarrillo. Tradicional o electrónico, es lo mismo. En el Día Mundial Sin Tabaco es bueno hacer un balance de la situación, para comprender por qué es esencial dejar de fumar y por qué es importante hacerlo ahora.

En el Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra hoy viernes 31 de mayo de 2019, muchos expertos nos informan sobre los daños que el cigarrillo puede tener en la salud bucal. La higiene bucal es esencial. Al fumar ponemos en riesgo no solo nuestra sonrisa, sino también nuestra salud en general.

Creemos que el cigarrillo electrónico es inofensivo, pero puede tener serias repercusiones en nuestra salud bucal. Entonces, ¿por qué seguir encendiendo cigarrillos? ¿No es hora de parar?

Manchas en los dientes.

La nicotina y el alquitrán pueden manchar nuestros dientes, haciendo que nuestras sonrisas sean menos agradables de ver. De hecho, el tabaco tiñe superficialmente el esmalte dental y aumenta el riesgo de sarro.

Caries

Sí, fumar aumenta el riesgo de caries . Fumar aumenta el riesgo en adultos y reduce el flujo salival que protege la salud bucal.

Halitosis

Fumar altera la cantidad y calidad de la saliva y la flora bacteriana oral. Además, las cosas empeoran cuando tenemos infecciones en la boca.

Enfermedades periodontales

Si crónica y progresiva, provoca pérdida de dientes. A las encías llega menos sangre y menos oxígeno y bajan las defensas, por lo que la placa bacteriana destruye el soporte de los dientes. Si solo afecta las encías, se llama gingivitis. De lo contrario, si se trata de huesos y ligamentos hablamos de periodontitis.

La estomatitis nicotínica

Se manifiesta con manchas blancas en el paladar blando y en la parte posterior con puntos rojos.

Leucoplasia

Puede aparecer en cualquier lugar de la cavidad bucal.

Cáncer de boca

El riesgo para un fumador es 6 veces mayor que para un no fumador.