Dieta de la remolacha: Purifica y ayuda a la digestión

Dieta de la remolacha: Rica en agua y fibra, esta verdura es una valiosa aliada de la salud.

Añadir remolacha a su dieta diaria puede ser una buena idea. Este vegetal, que pertenece a la familia de las Chenopodiáceas, es de hecho un aliado útil para purificar el cuerpo y ayuda a mejorar la digestión.

También conocida como Beta vulgaris, la remolacha roja se caracteriza por un sabor dulce y un consumo de energía de menos de 20 calorías por 100 gramos. El considerable contenido de agua -en un solo hectogramo de vegetal podemos encontrar más de 90 gramos de agua- contribuye a su eficacia purificadora, mientras que las fibras son valiosas aliadas de la eficacia de la digestión y la actividad intestinal.

Dieta de la remolacha: propiedades nutricionales

Particularmente recomendada para las personas anémicas, la remolacha roja se distingue también por la presencia de potasio, un mineral que desempeña un papel fundamental en el mantenimiento de la salud del corazón.

Para ser consumida cruda o ligeramente guisada, la remolacha roja también se caracteriza por la presencia de vitaminas B. También contiene trazas de vitamina C. Además, recordamos la presencia de la betanina, el pigmento que da a la verdura su color característico y que se distingue por una interesante eficacia antioxidante.

Volviendo por un momento a los minerales, cabe destacar el contenido en calcio, fundamental para la salud de los huesos, así como el fósforo y el sodio. Las propiedades de la remolacha han sido objeto de atención científica en varias ocasiones. Entre los muchos estudios realizados, se puede mencionar una investigación de 2010.

Gracias a ello, se ha podido descubrir que el agua potable con la adición de colorantes alimenticios a base de remolacha roja es capaz de contrarrestar la proliferación de células cancerígenas en el esófago de las ratas.

Cuando se trata de la remolacha roja, también vale la pena hacer un balance de sus contraindicaciones. Como señalaron los expertos, el consumo de remolacha roja no se recomienda en caso de cálculos renales (la razón está relacionada con la presencia de oxalatos y sales minerales). Lo mismo se aplica en caso de acidez estomacal: este vegetal, de hecho, estimula la secreción de los jugos gástricos.

Para evitar dudas, debe consultar a su médico antes de introducir la remolacha roja en su dieta. Si no hay contraindicaciones, puede darse el gusto en la cocina y hacer que la remolacha sea la protagonista de varios platos. De hecho, esta verdura puede utilizarse en la preparación de sabrosos risottos y es una excelente alternativa para llevar a la mesa un saludable carpaccio.