Dieta de la sandía: pierde 5 kilos en una semana!

La sandía es reconocida como uno de las frutas por excelencia del verano, ya que cuenta con excelentes características: es fresca, con un gran sabor, cuenta con mucho líquido y un alto poder adelgazante al ser rica en sales minerales, esto potencia la sensación de saciedad y es considerada como la fruta ideal para perder peso rápidamente sin tener que hacer dietas extremas y desinflar el vientre.

Es cotidiano en cada verano, el uso de la dieta de la sandía se pone muy de moda para perder un par de kilos en cuestión de unos días antes de salir a lucir ese nuevo traje de baño. Este tipo de dieta desintoxicante hace parte de las dietas de última hora, la sandía, de hecho, es una fruta amada por muchas personas, se encuentren haciendo dietas o no, al ser un fruto con un efecto ligero, sabroso y con un fuerte poder saciante.

Dicho de otra forma, la sandía es sin lugar a duda uno de los alimentos más populares del verano, y es perfecto para aquellos que quieren volver a estar y sentirse en forma. Rico en agua y sales minerales, consumirla representa una ingesta muy baja de calorías, siendo unas 15 por cada 100 gramos y un alto poder de saciedad en el estómago. Su pulpa con un gran sabor dulce, la hace ser perfecta para un bocadillo o una sabrosa comida de sobremesa. Además, contiene vitamina A, B, C y carotenoides que mejoran los resultados del bronceado y protegen la piel. También es diurética y drenante, por lo que es ideal para perder peso y combatir la celulitis.

¿Cómo funciona la dieta de la sandía?

Empieza el día con una taza de té verde acompañada de una ensalada de frutas y un batido de sandía. Para el almuerzo, un plato de espaguetis integrales con salsa a base de tomate y albahaca con verduras a la parrilla. Para la merienda puedes comer una rodaja de sandía, y para la cena una pequeña porción de salmón al horno con una ensalada sencilla.

Siguiendo este régimen de bajo consumo de calorías durante una semana, se puede perder hasta 5 kilos, eliminando la hinchazón presente en el vientre, combatiendo la celulitis y potenciando el flujo de líquidos.

Evita a toda costa los platos particularmente pesados o muy preparados, también los alimentos fritos. Siempre busca consumir granos enteros y bebe al menos dos litros de agua durante el día. Mientras te encuentres haciendo la dieta, usa tu imaginación para crear muchos platos a base de sandía con los ingredientes que tengas o que puedas conseguir, desde granizados hasta batidos, pasando por centrifugadoras e incluso helados.