Dieta mediterránea para un intestino sano y un mejor envejecimiento: los resultados de un estudio

Dieta mediterránea para un intestino sano y un mejor envejecimiento: Un estudio científico muestra que un régimen alimenticio mediterráneo tiene como resultado un intestino más sano y un mejor envejecimiento de las personas mayores.

Dieta mediterránea para un intestino sano y un régimen alimenticio antienvejecimiento

Se habla mucho de la alimentación mediterránea y sus innumerables beneficios. Recientemente se ha realizado un estudio científico que define la dieta mediterránea como una dieta antienvejecimiento que mejora la salud del intestino en las personas mayores.

El estudio

Un grupo de expertos de la Universidad de Cork, en Irlanda, realizó un estudio científico. Su resultado fue publicado en la revista Gut. El equipo sometió a 612 personas de diferentes nacionalidades: italianos, franceses, británicos, holandeses y polacos de 65 a 79 años a un esquema de dieta mediterránea que se adapta a las personas mayores. En la base del menú, un mayor consumo de fibra, cobre, potasio, manganeso, magnesio, vitaminas B6, B9 y C. Según informa el portal dilei.it «La microbiota intestinal de los individuos incluidos en la muestra -algunos de ellos con síntomas de fragilidad debido a la edad, como la reducción de la fuerza de agarre de la mano- se perfiló al comienzo del estudio y un seguimiento de 12 meses».

Los resultados del estudio

Al final del tiempo establecido, el grupo detectó una asociación entre la adopción de la dieta mediterránea y el aumento de las bacterias intestinales relacionadas con una mejor función cognitiva. Además, los expertos observaron una reducción de los marcadores inflamatorios en el intestino. Más precisamente, quienes siguieron el patrón establecido de la dieta mediterránea tuvieron un aumento bacteriano adecuado para la producción de ácidos grasos de cadena corta y una disminución de los que producen ácidos biliares secundarios, que están presentes en grandes cantidades, aumentan el riesgo de cáncer intestinal y la resistencia a la insulina.

En conclusión

El resultado del estudio muestra que las personas que siguen la dieta mediterránea pueden modular la microbiota intestinal para permitir un proceso de envejecimiento más saludable, a través de la eliminación de la flora bacteriana que aumenta la fragilidad en los ancianos. Dado que cada individuo es diferente del otro, tal vez porque tiene características diferentes, posibles intolerancias o, en todo caso, problemas y necesidades diferentes, es aconsejable para un régimen alimenticio adecuado y en el caso específico de la dieta mediterránea, consultar al médico general o al nutricionista.