Belleza

10 consejos para mantener una piel hermosa

Con cada una de las agresiones externas, como la contaminación y el sol, o sencillamente con el estrés que se genera a diario, nuestra piel no siempre se encuentra tan bella y saludable como nos gustaría. Aplicarnos una crema en el rostro antes de salir a la calle no nos asegura una piel radiante. Entonces, ¿Qué se puede hacer para lograr un cutis perfecto? Aquí tienes 10 consejos y trucos para tener un brillo extraordinario.

Escoge la rutina ideal para tu piel.

Para combatir las manchas a diario, es fundamental e indispensable adaptar tu rutina de belleza a tu tipo de piel. Lo primero que se debe establecer es si tienes una piel mixta, grasa o seca. Luego, nos centramos en esas pequeñas imperfecciones que nos preocupanr: arrugas, manchas de acné o manchas de sol. Todo depende del punto que quieras atacar, pero todo paso a paso.

Practica un masaje facial.

Mantener la piel sana significa darle más tono. ¿La técnica eficaz para relajar los rasgos, prevenir las arrugas e iluminar el cutis? Un automasaje facial. Cuando nos aplicamos la crema cada mañana, utilizamos los pulgares para crear movimientos de la piel desde el interior hacia el exterior de las mejillas. En la frente y las mejillas, aplicamos una ligera presión como pequeños pellizcos para estimular la microcirculación.

La importancia de la exfoliación.

La exfoliación es importante para recobrar la luminosidad de la dermis, esta remueve las células muertas y potencia la regeneración de la piel con mucha rapidez. Te recomendamos exfoliar una o dos veces por semana, esta debe ajustarse al tipo de piel y a tus inconvenientes.

Adopta una alimentación más saludable.

Está demostrado el efecto que genera una buena alimentación en la piel. Sin embargo, entre los tópicos que se repiten entre los amigos y los tips de las abuelas, no sabemos a quién hacer caso. El primer consejo es sencillo: toma mucha agua y minimiza el consumo de alcohol. Con relación a la nevera, consume vegetales crudos sin moderación, ya que son ricos en vitaminas y fibra.

Apóyate en métodos naturales.

Los cosméticos no son los únicos agentes para lograr una piel hermosa. Los naturalistas apuestan por unos cuantos componentes capaces de realizar milagros en la belleza de la piel. En su lista hay de todo, desde los aceites vegetales de avellana y de oliva, hasta el más raro: aceite de semillas de higo chumbo, los cuales trabajan como mascarillas de belleza para nuestro rostro. Otro componente excepcional es el aloe vera, ya sea en forma de zumo o de gel puro, ya que puede hidratar, suavizar e incluso rellenar la dermis.

Aprovecha la noche para cuidar tu piel.

A lo largo del día, la piel reacciona para protegerse de las agresiones externas, motivo por el que debes aprovechar la noche para que se recupere y repare. Investigaciones recientes descubrieron que la multiplicación de las células epidérmicas es óptima a la 1 de la madrugada, por lo que se recomienda utilizar productos particulares para el cuidado de la piel antes de ir a dormir. Te animamos a probar cremas de noche o mascarillas especiales, puedes descubrir los productos que más te convienen probándolos a lo largo de algunas semanas.

Protege tu piel del sol.

En la época más calurosa del año, el sol se convierte en un gran agente nocivo para la salud de nuestra piel. Sin embargo, no solo se debe tener cuidado en esta temporada, ya que a lo largo de todo el año el rostro debería protegerse con productos que contengan un FPS alto. Los rayos solares son drásticamente peligrosos para la piel e incrementan el envejecimiento prematuro.

No toques tus espinillas.

Sin duda alguna, este es uno de los peores hábitos que perjudican seriamente a la piel. Extraer los granos es una práctica completamente irresponsable, ya que se atraen bacterias que pueden causar infecciones y manchas.

No olvides desmaquillarte.

Esto jamás debe ser olvidado en las rutinas de belleza, ya que el desmaquillado le permite a la piel tener más libertad y recuperarse con mayor efectividad, especialmente al momento de dormir. Para que sea más efectivo, te recomendamos comenzar por los ojos y la boca utilizando productos específicos y concluir con el limpiado del cutis. También te recomendamos hacer una pulverización de agua termal al terminar de desmaquillarte. Con respecto a la textura, trata de elegir lo que mejor se adapte a tu piel: gel o mousse para las pieles grasas, aceite o leche dependiendo de tus condiciones.

Síguenos en Google Noticias