Diez pasos para ser más feliz todos los días

Diez pasos para ser más feliz todos los días. Inspiración, color, sueños: estos son algunos de los pasos para lograr la felicidad de cara al nuevo año. Poner en práctica nuevos hábitos para ser feliz y prepararse para un año de cambios.

Año Nuevo: 10 pasos para lograr la felicidad

Año nuevo, vida nueva: cada año repetimos este mantra. Pero, ¿qué es lo que realmente queremos decirnos? ¿Nos detenemos a reflexionar sobre lo que realmente queremos cambiar en nuestras vidas? Cuantos más años pasan, más tendemos a hundirnos en creencias graníticas, en discursos ya hechos, en expectativas asfixiantes.

¿Estás realmente seguro de que quieres esto? Celebrar este nuevo año con una revolución mental: no es la edad la que nos da la experiencia y la sabiduría. Tener una mirada iluminada al mundo depende de nuestra capacidad de escuchar, de asombrarnos, de hacer de cada día una nueva oportunidad para aprender.

Para lograr la felicidad es necesario hacer un cambio consciente, un cambio deliberado. Así que aquí está una lista de acciones a poner en práctica cada día para abrir un nuevo ciclo y entender no sólo a dónde hemos llegado, sino también a dónde queremos llegar.

  1. Despertar lentamente

¡El feliz año nuevo comienza con el desayuno! Hágalo saludable y nutritivo: no se pierda el té verde, con propiedades antioxidantes, fruta fresca, algunas almendras. Y si te gusta el sabor salado, ¡vete con el salmón ahumado y el pan integral!

El desayuno es un momento fundamental del día. A menudo nos despertamos en el último segundo: tomar un lento despertar como un buen hábito para el Año Nuevo. A veces basta con poner la alarma cinco minutos antes, tiempo para disfrutar de un relajante café mientras se dan los buenos días desde la ventana de la casa.

  1. Hidratar el cuerpo

Después de largas cenas en la mesa, acostúmbrese a beber un vaso de agua de vez en cuando: mantiene el cuerpo hidratado y evita la somnolencia típica de las comidas largas.

A veces no se necesitan grandes compromisos, dietas masivas o hábitos alejados de los nuestros: un pensamiento importante para orientar tu vida cotidiana hacia un simple y auténtico bienestar, día tras día. Todo lo que se necesita son unos pocos gestos y trucos sencillos para cuidar de nosotros mismos. Con delicadeza.

  1. Dedicarse a sí mismo

Dondequiera que estés, no olvides dedicar al menos 15 minutos para ti. La manicura, un nuevo esmalte de uñas, el peinado a elegir para las noches especiales: los rituales de belleza son importantes, no sólo para el cuidado de nuestro cuerpo, sino también porque, al detenernos, recuperamos el vínculo con nosotras mismas.

Crea tu ritual diario: puede ser una mascarilla o un aceite perfumado para extender antes de las buenas noches, será tu pequeño espacio exclusivo. En el nuevo año que acaba de empezar, ¿crees que puedes nutrir más tu conexión contigo misma?

  1. Descubra los colores del bienestar

Si has usado ropa interior roja como la tradición de la noche de Fin de Año, debes saber que este color es sinónimo de pasión.

El rojo es un símbolo de fuerza, energía, vida. Cierra los ojos e imagina que estás rodeada e inundada de luz: ¿qué colores ves? Haz de esta vibración tu meditación diaria: te acompañará como un amuleto de buena suerte durante todo el año y te dará fuerza cada día.

  1. Hacer una lista de deseos

¿Ya has escrito la lista de propósitos de Año Nuevo? No piense que es infantil: mientras el año viejo desaparece, tómese cinco minutos para pensar en los acontecimientos del año pasado. Despídase con una sonrisa de lo que le dolió y tome la inspiración de lo que le dio alegría para formular sus resoluciones de Año Nuevo.

Recuerda: A veces se necesita muy poco para cultivar la felicidad, porque después de todo, lo que realmente necesitamos es más fácil de lo que piensas.

  1. Actuar para cambiar

Dejarás de morderte las uñas este año, lo prometiste… pero ¿cuántas veces has dicho eso ya?

Las uñas, el trabajo que hay que cambiar, el abdomen poco tonificado del que siempre se está quejando: es otra cosa. ¡Basta de hablar, actúa! Encuentra lo que no te gusta de tu vida y decide que esa será tu meta de Año Nuevo. Si lo considera posible, el cambio ya estará ocurriendo.

  1. Elegir cuidadosamente las personas con las que compartir el tiempo

Según una encuesta realizada por Badoo, los italianos y los españoles son los mejores compañeros de fiesta en Europa para empezar el Año Nuevo.

Una cosa es cierta: una buena carcajada es un medicamento, que se debe utilizar todos los días como antídoto contra el mal humor y la dificultad. En el nuevo año, mira de cerca a las personas con las que te rodeas y elige con quién compartir tu tiempo: los verdaderos amigos son un recurso de fuerza, energía y felicidad.

  1. Aprende a ser ligero

Cuando bailamos aprendemos una lección muy importante en términos de flexibilidad, gracia, improvisación y la capacidad de ejercitar nuestra elasticidad: habilidades muy útiles también en la vida cotidiana.

En el Año Nuevo usa esta actitud para dejarte llevar y bailar, aunque nunca lo hayas hecho antes. Descubrirás que cuando vives tu vida como un baile, de repente te tomas menos en serio y todo se vuelve más ligero.

  1. Enfoque de los objetivos

A medida que el año viejo se aleja a pasos agigantados, en el horizonte aparece el perfil de una nueva añada, que tiene el sabor intacto de los nacimientos, mezclado con un sentido de expectativa y sorpresa.

¿Qué esperas para el año nuevo? Visualízate, dentro de un año: imagina esta postal de ti mismo a través de la imagen de un futuro posible, una Polaroid que puede inspirarte. No se trata de darse cuenta de lo que ves, es simplemente una ayuda para canalizar mejor tu energía y enfocar los objetivos que crees que son importantes para los próximos meses.

  1. Amaos los unos a los otros

Tanto si eres soltero como si estás enamorado, recuerda que cada capítulo de la vida es un viaje, para ser acogido con sus estímulos e inspiraciones.

Disfruta del amor que te rodea, ya sea tu pareja, tus amigos, un hijo. Empieza a alimentarte con amor: para empezar bien el año nuevo, céntrate en tus pasiones y trabaja por una mayor conciencia, independencia y seguridad. La capacidad de ir más allá, hacia horizontes y aventuras inexploradas, es lo que hace del ser humano un maravilloso viajero del ser.

También puedes leer: ¿Cuántas veces tienes que tener sexo para ser feliz como pareja?