Belleza

Dile Adiós al láser y elimina las cicatrices con estos 5 remedios naturales

Antes de acudir con un experto para eliminar de una vez por todas esas cicatrices incómodas y permanentes en el rostro, dale una oportunidad a estos productos naturales que pueden ayudarte a recuperar la confianza, aspecto y flexibilidad de tu piel.

Casos como los efectos de la varicela durante la infancia, caídas inesperadas de la bicicleta, el acné durante la etapa escolar y adulta son solo algunas de las situaciones más comunes que causan la aparición de incómodas cicatrices, dejando impreso en la piel el recuerdo de un acontecimiento que, por muy antiguo que sea, siempre se mantiene sin importar cuanto tiempo haya pasado.

Sin embargo, a medida que pasan los años y comenzamos a preocuparnos por nuestro aspecto, las cicatrices o los defectos dejan de ser un pequeño detalle y se convierten en todo un obstáculo insalvable para el desarrollo de la autoestima y la imagen personal deseada, creándonos conflictos internos. Y es por esa razón que muchos suelen recurrir a las técnicas que ofrece la innovación médica que, desde el láser hasta la cirugía estética, ofrecen un panorama de intervenciones que pueden solucionar cada caso dependiendo de su grado de complejidad. Si bien es cierto que estos tratamientos funcionan y pueden incluso eliminar por completo el problema, te invitamos a probar 5 remedios naturales que no tienen efectos secundarios negativos sobre la piel y que pueden ayudar en gran medida a aliviar las marcas, especialmente en la zona de la cara.

Piña.

Es una fruta ideal para crear una mascarilla, solo tienes que usar la pulpa de media piña y el zumo de un limón, mezclándolos hasta crear una pasta homogénea. Debes aplicarla sobre el rostro y dejarla actuar durante unos 15 minutos antes de aclarar con abundante agua.

Miel. 

Muchos ya conocen los miles de beneficios que tiene este alimento. Gracias a su alto contenido en vitamina C, tiene propiedades cicatrizantes que ayudarán a que una herida reciente sane más rápidamente y también a que una cicatriz ya formada sea menos evidente. Una compresa hecha con una cucharadita de miel, masajeada en la zona afectada y dejada durante 30 minutos, es la forma perfecta de aprovechar sus beneficios.

Aloe vera.

Cuando se combina con aceite de rosa mosqueta se obtiene un remedio ideal para tratar pequeñas cicatrices. Para prepararlo solo se deben mezclar 20 ml de aloe vera con 20 ml de aceite de rosa mosqueta y unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda. aplícalo en la zona afectada con un suave masaje para facilitar su absorción.

Aceite de germen de trigo

Muy rico en vitamina E, se encuentra fácilmente en las herboristerías y es un excelente aliado para el cuidado de las cicatrices. De hecho, sus propiedades hacen que la piel sea más elástica y reparan los tejidos, de modo que la cicatriz es menos visible y la piel es más suave y aterciopelada.

Aceite de almendras con aceite de jojoba y extracto de semilla de uva.

Todos estos productos mezclados deben aplicarse usando un algodón sobre la cicatriz, dando pequeños toques hasta que el producto seque.

Publicaciones relacionadas