Salud

¿Dolor de cabeza antes o después de hacer ejercicio? Estas son las posibles causas

El deporte tiene como objetivo mejorar la salud física y mental aumentando notablemente las endorfinas, pero en ocasiones, al practicar alguna actividad física muchos terminan con un fuerte dolor de cabeza.

Desde luego, los dolores de cabeza no son todos iguales, muchos difieren en intensidad, tipo y área del cerebro afectada. Asimismo, las razones que lo desencadenan pueden ser muchísimas y no siempre están relacionadas directamente con las actividades deportivas.

Causas de dolor de cabeza después de la actividad física.

Dieta desequilibrada

Hay que tener muy en cuenta que el azúcar en la sangre es una fuente considerable de energía en el cerebro, y si el organismo no se alimenta correctamente antes del entrenamiento, podría haber una notable disminución de los niveles de glucosa en la sangre e inclusive una hipoglucemia en las personas que padecen diabetes. Por lo tanto, uno de los efectos de esta condición son los dolores de cabeza.

Así pues, es fundamental consumir carbohidratos al menos un par de horas antes de practicar cualquier actividad física. También es muy importante que si estás siguiendo una dieta hipocalórica no debes exagerar con la actividad física, para evitar que el organismo se quede sin energía y provoque la aparición de dolores de cabeza como instrumento de defensa.

Deshidratación

Es la causa más común de los dolores de cabeza después del entrenamiento, y ocurre principalmente en climas cálidos y con mucha sudoración. La práctica de un ejercicio físico intenso aumenta el flujo sanguíneo en los vasos, importante para la irrigación de los músculos y de los órganos sometidos al esfuerzo. La deshidratación disminuye el volumen dentro de los vasos sanguíneos y el flujo de sangre se vuelve más difícil, particularmente hacia la cabeza, obstaculizada por la gravedad. En consecuencia, todo esto desencadena el dolor de cabeza. Por ello, para evitarlo es vital beber agua antes, durante y después del entrenamiento.

Esfuerzo excesivo

Luego de una práctica intensa puede aparecer un dolor de cabeza vasomotor producido por estrés. Su causa, que en promedio afecta al 30% de la población y en su mayoría a mujeres, aún no se conoce. El argumento más factible, es que la dilatación de los vasos sanguíneos dentro del cráneo origina el dolor punzante en ambos lados de la cabeza. Esto ocurre particularmente luego de hacer ejercicios largos y muy intensos.

La exposición prolongada a la luz solar

Exponerse demasiado tiempo al sol, puede generar dolores de cabeza incluso si no practicas deporte y, más aún, cuando se está sometido a un gran esfuerzo. La razón principal es el intenso calor que causa la deshidratación y, en consecuencia, un profundo dolor de cabeza. De hecho, varias investigaciones han revelado que para aquellas personas que padecen migraña, exponerse a los intensos rayos del sol durante un largo tiempo podría empeorar la situación.

¿Cómo se puede prevenir?

  • Realizar un calentamiento lento ayuda mucho, dado que prepara el cuerpo para el esfuerzo que va a enfrentar.
  • Bebe al menos un par de vasos de líquidos antes de entrenar y lleva contigo un envase para que puedas calmar tu sed durante las sesiones.
  • Si entrena al aire libre, para evitar las quemaduras solares lleve gafas de sol y un sombrero de ala ancha o un pañuelo.
  • Si pierdes muchas fuerzas y, por ende, en los niveles de azúcar en sangre, beba algo azucarado como un jugo de fruta o consuma un alimento que contenga carbohidratos como un trozo de pan o una galleta.
  • Aprender técnicas de respiración relajantes como el yoga, también podría ser muy útil.

Tenga en cuenta que, si el dolor se vuelve intenso, lo mejor es buscar ayuda de un médico. Especialmente si los síntomas son nuevos o se presentan junto con dificultad para respirar, visión borrosa, náuseas o vómitos.

Publicaciones relacionadas