Dolor de estómago: Qué comer y qué hacer

La nutrición saludable es como un remedio natural para el dolor de estómago. Elegir qué comer y beber en caso de dolor y mala digestión puede ser crucial. Sin embargo, es una elección que debe hacerse de vez en cuando, ya que esta molestia, aunque común, rara vez se produce con las mismas causas desencadenantes.

Las causas

El dolor de estómago puede ser causado por un resfriado, gastritis, ingestión de bebidas heladas o exceso de acidez; finalmente, también hay dolor de estómago por estrés. Incluso un comportamiento incorrecto en la mesa puede desencadenar este trastorno, como la indigestión, comer demasiado rápido o comer demasiados alimentos que irritan el revestimiento del estómago.

Sin perjuicio de la utilización de soluciones para los dolores de estómago como el té de manzanilla, la arcilla verde y el bicarbonato de sodio, que recordamos elegir según el origen del problema, he aquí cómo tratar este malestar en la mesa. Si más vale prevenir que curar, se dice que la mejor solución es elegir la dieta mediterránea. Con sus correctas contribuciones nutricionales y los alimentos saludables y sabrosos que lo distinguen, siempre es la mejor opción para sentirse bien. En estudios más recientes se indica su valor en la prevención incluso de enfermedades graves como el Alzheimer, las enfermedades cardiovasculares y algunas formas de cáncer.

Dolor de estómago y los alimentos que hay que evitar

Si el dolor de estómago ya ha ocurrido, es necesario en primer lugar comprender su origen y, según la causa, intervenir con los distintos remedios naturales. Esto también ocurre en la mesa, donde el comportamiento será diferente, por ejemplo, en caso de acidez estomacal o de digestión lenta. En primer lugar, es bueno en cualquier caso preferir los alimentos ligeros y evitar los alimentos picantes, los cítricos (naranjas, limones y similares), los zumos de fruta y las mermeladas envasadas (contienen agentes acidificantes perjudiciales en caso de irritación gástrica). También se excluyen las bebidas gaseosas y los licores.

Qué comer con un dolor de estómago

Sí, preferir el yogur blanco y sus fermentos lácteos, así como los plátanos. Elija la fruta de temporada entre las alternativas no ácidas, la manzana por ejemplo, recordando beber mucho líquido durante el día para facilitar la acción digestiva y la limpieza del cuerpo de toxinas. Las verduras deben estar siempre en el menú, incluso una simple ensalada (sin tomates). Si se dispone de ellas, las espinacas son una buena solución, figura entre los 10 alimentos más adecuados para una alimentación sana.

El arroz en blanco es un remedio para las situaciones más desagradables, pero ciertamente eficaz en estos casos: reduce la acidez del estómago permitiendo el retorno al equilibrio normal, mientras que su capacidad astringente permite mantener bajo control también los posibles fenómenos de diarrea. En este sentido, las zanahorias o las patatas cocidas también pueden ser útiles.

También puedes añadir jengibre al arroz, además de un simple aceite de oliva, o si lo toleras, curry. Este último se conoce como laxante natural, útil en caso de pesadez por estreñimiento. Por lo tanto, el consejo general es comer en blanco, es decir, seguir una dieta ligera con poco condimento, prefiriendo los alimentos blancos como el pescado, la carne blanca y el arroz.

También puedes leer: La ciencia lo confirma: orinar en la piscina es PELIGROSO para tu salud