Dormir con la tele encendida no es una buena idea

Científicos estadounidenses descubrieron que las mujeres que duermen frente a un televisor encendido o al lado de una fuente de luz artificial aumentaron 5 kilos o más en cinco años.

Según un estudio científico publicado por la Jama Internal Medicine, existe una relación entre la luz artificial, el sueño y el aumento de peso.

Investigadores estadounidenses del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de Carolina del Norte supervisaron a un grupo de mujeres por 5 años, compuesto por 43,722 mujeres de 35 a 74 años.

Descubrieron que aquellas que dormían frente a un televisor encendido o al lado de una fuente de luz artificial aumentaron 5 kilos o más durante este período, lo que confirma la tesis de que la luz artificial durante el sueño tiene un impacto en el riesgo de aumentar de peso o sufrir de obesidad.

La calidad del sueño es primordial.

A menudo se habla de la mala alimentación combinada con la falta de deporte y el comportamiento sedentario para explicar el exceso de peso.

Aunque anteriormente se había demostrado que la falta de sueño ayuda aumentar de peso, ahora sabemos que la calidad del sueño y la capacidad de alcanzar un sueño profundo también es primordial.

Apague la televisión de su habitación, ponga su smartphone en modo avión, apague la Tablet … Todos estos son nuevos hábitos que hay que adoptar para no perturbar el sueño…. y por lo tanto para mantener la figura.