Dormir desnudo hace que pierdas peso y estimula las relaciones sexuales

Dormir desnudo hace que pierdas peso y estimula las relaciones sexuales.

Porque dormir desnudo, sin bragas, sin sujetador y sin pijama es bueno tanto para el cuerpo como para la mente: perderás más peso y estimularás el sexo.

Si en verano la idea de dormir sin pijama es una especie de liberación para escapar del calor exagerado de esta época del año, en invierno decimos que nadie lo soñaría. Y en cambio es un error porque dormir sin pijama es bueno tanto para el cuerpo como para la mente y el bienestar está garantizado. De hecho, hay muchos lados positivos en dormir desnudo que te harán sentir mejor no sólo a ti mismo, sino también a la pareja que va a revivir el deseo sexual.

Beneficios de dormir sin bragas, sujetador y pijama

Sabemos que no todo el mundo se siente cómodo con la idea de dormir desnudo sin pijama. Sin embargo, hay muchos beneficios. En primer lugar, sepa que no llevar ropa por la noche es bueno para usted porque le ayuda a ser más consciente de su cuerpo y nos hace dormir sueños tranquilos yendo también a hacer «paz» con nuestros defectos. Mirando nuestro cuerpo y viendo sus defectos aprenderemos a vivir con él y a sentirnos más bellos a pesar de todo. El segundo punto a favor de dormir desnudo es que ayuda a bajar la temperatura corporal y por lo tanto nos sentimos mejor y dormimos mejor. También hay que tener cuidado porque dormir desnudo te hace perder peso: ahora, sin exagerar, pero durante la noche liberamos cortisol y quemamos grasa más rápidamente, sobre todo si estamos más frescos.

Dormir sin pijama es bueno para el sexo.

En cuanto al sexo, dormir desnudo ayuda a la vida en pareja porque parece que estar cerca de tu pareja, piel a piel, favorece la liberación de oxitocina que no sólo nos libera de la ansiedad y el estrés sino que también nos hace desear más intimidad con nuestra pareja. Además, sin pijama estará más relajado por la mañana porque descansará mejor por la noche estando más fresco y evitando terribles sudores nocturnos.