Dormir desnudo, los beneficios para su salud

Dormir desnudo puede ser una ventaja para nuestra salud: aquí están los beneficios.

Dormir desnudo puede ser la panacea para la calidad de nuestro sueño y la salud en general

Pocas personas saben que el hábito de dormir desnudo, además de mantenernos frescos en el verano, puede traer muchos beneficios para la salud. El calor de las noches de verano a menudo nos empuja a desnudarnos casi completamente, para sufrir menos el calor. Pero además de los problemas de temperatura, podemos sorprendernos por los beneficios para la salud de dormir sin ropa. En primer lugar, nos dormimos más rápido: la temperatura corporal es una de las claves estratégicas para un sueño reparador. En realidad, es parte de nuestro ritmo circadiano, el ritmo biológico que actúa como el «reloj» de tu cuerpo para dormir. El enfriamiento envía un mensaje al cuerpo diciendo que es hora de dormir. Por eso dormir desnudo y permitir que la temperatura corporal baje puede ayudarnos a dormir más rápido.

Dormir desnudo reduce la ansiedad y el estrés

Otra razón por la que dormir desnudo podría ser un buen cambio es que podría ayudar a reducir el estrés y la ansiedad en general. No es un secreto que el mal sueño tiene un gran impacto en los niveles de estrés. Los estudios sugieren que la falta de sueño está relacionada con la depresión y la ansiedad. Aunque tanto el estrés como la ansiedad pueden causar insomnio, es importante recordar que mejorar la calidad del sueño y dormir lo suficiente puede ayudar.

Mejora la calidad del sueño

El enfriamiento de nuestro cuerpo no sólo nos ayuda a dormir más rápido, sino que también mejora la calidad general del sueño. La temperatura ideal en nuestro dormitorio es de alrededor de 19°C. Un estudio realizado en 2012 por los Institutos Nacionales de Salud encontró que la temperatura de la habitación en la que dormimos es uno de los factores más importantes para la calidad del sueño. Si hace demasiado frío o demasiado calor, corremos el riesgo de tener un impacto en el sueño y en los rápidos movimientos oculares de la fase rem del sueño que ayuda a descansar el cerebro y el cuerpo.

Puede ayudarnos a quemar calorías

Si tiene problemas para dormirse, también puede notar un aumento significativo de peso. Las personas que duermen menos de 5 horas por noche son más propensas a aumentar de peso. Mantener el cuerpo más fresco durante la noche puede ayudarnos a aumentar nuestra capacidad de quemar calorías. Un pequeño estudio realizado en cinco hombres encontró que la exposición a temperaturas más frías (alrededor de 19°C) ayuda al cuerpo a aumentar la actividad de la grasa marrón. Dormir desnudo también es bueno para los órganos reproductivos. La ropa interior sudada o apretada crea un suelo fértil para la formación de levadura vaginal. «Airear» sus partes íntimas es también una buena manera de protegerlas de la infección.

Dormir desnudo mejora la salud de la piel

Dormir desnudo puede ayudarnos a aumentar la calidad general del sueño, y también puede mejorar la salud de la piel. Las investigaciones han demostrado que el mal sueño aumenta el tiempo que se tarda en curar una herida. Los autores de la investigación dividieron a los participantes en tres grupos: el primer grupo durmió bien, otro grupo fue privado de sueño y un tercero fue privado de sueño, pero recibió nutrientes extra. Se descubrió que el grupo que dormía bien se recuperó más rápido que los otros dos grupos. La nutrición extra hizo una diferencia significativa en la velocidad de curación de las heridas. Esto demuestra que dormir lo suficiente podría ayudar a la piel a mantenerse saludable.

También puedes leer: Ayuno: ¿es realmente más efectivo que una dieta «normal»?