LifeStyle

Dos abejas trabajan en equipo y logran abrir una botella de Fanta

Hace muchos años, los seres humanos teníamos que robar peligrosamente la miel de las abejas atacando sus colmenas, exponiéndonos a todo tipo de picaduras y reacciones alérgicas. Pero, en un video reciente, parece indicar que ahora las abejas tienen toda la intención de robar nada más y nada menos que Fanta a los humanos. En un vídeo reciente, se puede ver a dos abejas abriendo una botella de Fanta, el cual se ha hecho muy viral en las redes sociales y está atrayendo millones de visitas y popularidad para la marca.

En el sorprendente vídeo, se puede ver a las dos pequeñas abejas haciendo un esfuerzo colectivo para poder abrir la botella que contenía la bebida fría. Se les puede ver girando con todas sus fuerzas el tapón de la botella en sentido contrario a las agujas del reloj para poder desenroscarlo, y sí, al final ambas consiguen quitar el tapón. En el video se puede oír a la mujer que graba el vídeo hablando en portugués, informando a todos que las abejas habían llegado directamente para robar su refresco pese a que estuviera tapado.

Al compartir el vídeo viral, la usuaria de Twitter escribió ingeniosamente en su publicación el siguiente título: “si las abejas han dominado la habilidad para desenroscar la tapa de una botella, les advierto que esto es todo para la humanidad”. Otro usuario escribió en el área de los comentarios la importancia de preocuparnos cuando llegue ese momento en el que su especie domine el arte de usar las tijeras, en un tomo muy gracioso, y otro usuario bromeó haciendo un texto en el que se imaginaba como sería la conversación entre las abejas mientras estaban poniéndose de acuerdo para girar y abrir la botella para tomar el preciado líquido.

El vídeo fue grabado en Caraguatatuba, área de São Paulo en Brasil, y se ha hecho viral con más de un millón de visitas solo en Twitter, pero también se ha visto publicado en Facebook, Instagram, TikTok y YouTube, por lo que la cifra ha de ser mucho mayor.

Un comentarista señaló con mucha gracia que los seres humanos, con un poco de entrenamiento, podrían contratar a las abejas para que produzcan miel, nos la venda y pagarles con Fanta. Aunque parezca una locura a simple vista, las abejas tienen la capacidad de aprender de los estímulos del entorno con tal de obtener una recompensa, y, por si fuera poco, también pueden enseñar a otras abejas a hacer lo mismo. De hecho, en un experimento realizado en el año 2017, los científicos pudieron entrenar a unas abejas para que movieran una bola hasta el centro de una plataforma, en la cual eran recompensadas con agua azucarada cuando terminaban la tarea. Y así, cuando a otras abejas ingenuas se les mostró cómo hacían la tarea las abejas entrenadas, no solo las imitaron, sino que mejoraron la acción.

Publicaciones relacionadas