Belleza

Espárragos: el drenaje natural que te ayuda a combatir la celulitis

Gracias a sus propiedades, los espárragos representan un gran aliado para la salud. Este alimento es protagonista de las mesas en primavera, particularmente en semana santa, y se utiliza para muchas preparaciones culinarias por parte de los amantes de la buena mesa.

Sus orígenes se remontan probablemente a la antigua Mesopotamia o al Medio Oriente. Iniciado con los antiguos egipcios, su popularidad se extendió rápidamente. A lo largo de los siglos, esta planta se ha considerado siempre un alimento-medicamento y, por consiguiente, es de consumo generalizado.

Beneficios para la salud.

Este vegetal es rico en propiedades beneficiosas gracias a su fuerte acción diurética, que resulta útil para estimular la función renal, eliminar desechos y ayudar a combatir la celulitis y la retención de agua, si no existen contraindicaciones.

Toda la planta contiene antioxidantes como los flavonoides (entre ellos quercetina, rutina y campferol) y carotenoides, además de asparagina, sustancia responsable de la particular alteración del olor de la orina. También contiene ácido fólico, ácido tánico, saponina, azúcares, aceite esencial, hierro, manganeso, calcio, potasio, flúor y vitaminas A, B, C y B3.

Por ser ricos es vitaminas y minerales, son especialmente convenientes para personas convalecientes, enfermos o para aquellos que llevan una dieta de adelgazamiento.

¿De qué depende exactamente su olor característico?

Depende de la presencia de asparagina y de los procesos relacionados con su degradación, estos serían los responsables del peculiar olor fuerte y penetrante de la orina que se deriva de la ingesta de los espárragos. Por ende, si los riñones funcionan correctamente, este particular fenómeno se presenta después de 15-20 minutos de ingerirlos, incluso en pequeñas cantidades.

Estas son sus variedades.

Las variedades son muy numerosas y difieren en color, grosor y carnosidad, pueden ser: blancos, violetas, verdes o rosas, y cada uno de ellos cuenta con Denominación de Origen Protegida. Desde el aspecto gastronómico, el espárrago triguero no es inferior al cultivado, ya que su agradable sabor es un toque inigualable de buen gusto culinario.

Contraindicaciones.

Debido a su fuerte acción diurética y la presencia de purinas y ácido oxálico, los espárragos no son nada recomendables para aquellas personas que sufren de gota y problemas renales como cistitis, cálculos renales y nefritis, en especial si estos vegetales no se cuecen en agua, puesto que la mayoría de las sustancias se dispersan al hervir.

Publicaciones relacionadas