Ducha fría en verano, ¿es eso bueno o malo? Aquí están los efectos sobre la salud

Las duchas frías pueden ser buenas para la salud, especialmente en las estaciones cálidas: estos son los beneficios para la salud.

¿Ducha fría en verano? Estos son los riesgos y beneficios para la salud

¿Es realmente bueno tomar duchas frías en verano o no? Esta es la pregunta que mucha gente se hace y a la que intentaremos dar una respuesta en este artículo. En estos días de intenso calor, muchas personas son tentadas por el deseo de tomar una ducha fría para refrescar el calor acumulado internamente. Una ducha fría, además de tener un efecto regenerador sobre el cuerpo y la mente, también puede ofrecer considerables ventajas desde otros puntos de vista. Lo importante es que no esté demasiado helada y que no se tome nunca mientras se está realizando la digestión, porque de lo contrario corremos el riesgo de que se produzca una congestión.

El choque de agua fría aumenta el flujo sanguíneo

Una ducha fría puede ser una bendición en ciertos momentos de este tórrido verano. Según los expertos en salud y bienestar físico, las duchas frías pueden ofrecer beneficios para el bienestar del cuerpo y la piel. El choque del agua fría que envuelve nuestro cuerpo dará lugar a respiraciones más profundas y a un aumento de la frecuencia cardíaca que conduce a un flujo de sangre por todo el cuerpo. Esto proporciona un estallido de energía natural para el día. Especialmente si lo hacemos por la mañana, puede darnos ese impulso para enfrentar el día de la manera correcta.

¿Por qué es bueno después de un entrenamiento intenso?

El agua fría hace que la sangre fluya hacia nuestros órganos para mantenerlos calientes y hace circular la sangre, haciendo que las arterias bombeen la sangre más eficientemente. Esto promueve la salud general del corazón. Se sabe que los atletas toman un baño frío después de un duro entrenamiento, pero un lavado rápido en una ducha fría puede tener los mismos efectos. Después de un suave entrenamiento en el gimnasio, una ducha fría puede ayudar a aliviar el dolor muscular. Mientras que el agua caliente puede causar sequedad en la piel y puede eliminar los aceites naturales con demasiada rapidez, el agua fría encoge la piel ya que restringe el flujo sanguíneo, haciendo que la piel y el cabello sean más brillantes y saludables.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

¿Es bueno para mantener la línea también?

El principio de que las duchas frías ayudan a quemar la grasa se basa en la capacidad de nuestro cuerpo para calentarse. Cuando se expone al frío extremo, el cuerpo se ve obligado a quemar más calorías mientras intenta calentarse. También es por eso que tu metabolismo se acelera si bebes agua fría. Nuestro cuerpo tiene que hacer más trabajo para compensar la temperatura del agua.

También puedes leer: Cinco consejos para las personas con problemas cardíacos en el verano