LifeStyle

¿Duermes con calor? Bebe esta infusión y dile adiós al problema

Hoy veremos algunos consejos básicos para sobrevivir a las noches calurosas en las que es muy difícil conciliar el sueño. Te aseguramos que con estas recomendaciones podrás tener una jornada de descanso completa sin preocuparte por las altas temperaturas.

Científicos enfocados a estudiar y comprender la complejidad de las fases del sueño han llegado a la conclusión de que el descanso nocturno se ve beneficiado si se concilia en un lugar fresco y con una temperatura entre los 17 y los 19 °C, haciendo que el descanso sea más reparador y se recuperen más energías. Entonces, ¿Qué debemos hacer para descansar mejor durante los meses más calurosos del año? ¿Existe algún consejo o técnica que nos permita dormir bien cuando hace calor?

Toma un baño de manos antes de ir a dormir.

Si al final del día regresas a casa cansada y crees que va a ser difícil descansar bien, la solución puede ser una buena sesión de cuidados básicos. El maniluvio es una técnica inventada por el famoso herbolario Maurice Mésségué y consiste en llenar un contenedor con agua a temperatura ambiente, añadir de 5 a 8 gotas de esencia de lavanda y meter las manos hasta la muñeca durante unos minutos. Gracias a este tratamiento, las manos al ser ricas en terminaciones nerviosas, se beneficiarán de los efectos calmantes, aliviando el cansancio en poco tiempo.

Por si no lo sabes, el aceite de lavanda es la mejor esencia para este tipo de situaciones en las que las altas temperaturas del verano no nos permite refrescar, descongestionar y liberar nuestra mente. Por si fuese poco, la lavanda también puede utilizarse para diseñar un baño de pies o darse un baño completo cuando se utilizan el doble de gotas de esencia y agua a temperatura corporal.

Además, también es posible echar unas cuantas gotas de lavanda en tu almohada. El aroma te ayudará a descansar mejor y a mantener a los mosquitos alejados de ti.

Sobre la infusión calmante para el verano.

Como hemos mencionado al inicio de este artículo, hoy vamos a conocer una infusión que puede ayudarte a dormir mejor sin importar que haya una noche demasiado calurosa. Antes de acostarte, prepara una infusión tibia de lavanda, menta y tila, todos estos ingredientes tienen la capacidad de dispersar el calor corporal y favorecer la calidad del sueño. Además, en caso de que despiertes a mitad de la noche y no puedas volver a cerrar los ojos por el calor sofocante, te invitamos a probar bebiendo un poco de agua con 7 gotas de la flor australiana Mulla mulla, la cual cuenta con propiedades refrescantes de alto nivel.

En los días calurosos, prepara alimentos ligeros para cenar.

Un aspecto importante que muchos conocen para evitar tener una mala noche es tener una cena ligera antes de ir a la cama. Te recomendamos evitar alimentos como la carne, los huevos y los quesos grasos, ya que son precursores del cortisol, una sustancia que estimula el metabolismo y aumenta el clima corporal.

Anímate a probar el Sitali, una técnica refrescante especial del yoga.

El último consejo sin duda es el más inusual, ya que se trata de probar la técnica “pranayama”, la cual consiste en el control de la respiración según el yoga, también conocida como el «sitali» o la respiración de la hoja, técnica recomendada especialmente para combatir el calor.

Esta técnica consiste en sentarse en una posición relajada y abrir un poco la boca, como si se estuviese soplando a una vela, después se debe sacar mínimamente la lengua y doblarla sobre sí misma en forma de U. Al inhalar se sentirá que el aire pasa por este agujero y refrescará nuestro interior, te recomendamos mantener este ejercicio por unos minutos para reducir tu temperatura corporal. En caso de que no puedas «girar» la lengua, puedes intentar abrir la boca e inhalar a través de los dientes, manteniendo la mandíbula relajada.