Belleza

¿A qué edad empezar a usar cremas antiarrugas?

Para combatir contra los signos de la edad y prevenir las arrugas, es importante actuar cuando todavía no hay signos de envejecimiento en la piel: esto comienza con una buena rutina de belleza a partir de los 20 años, y también durante la adolescencia. La hidratación y

Nunca olvides desmaquillarte antes de ir a la cama y recuerda realizar una exfoliación por lo menos 1 vez a la semana, con el fin de deshacerse de las impurezas y reestructurar la piel.

¿Por qué usar cremas antiarrugas?

Las cremas antiarrugas son ricas en componentes activos como el ácido hialurónico, el cual ejerce una acción relajante, humectante y de relleno para las líneas de expresión, además de tener activos de acción renovadora y alisadora para las arrugas más superficiales, por lo que estamos hablando de componentes que contribuyen a la fabricación de colágeno y, por lo tanto, la renovación celular. Otro dato a tener en cuenta es que las cremas antiarrugas poseen características hidratantes, nutritivas y reafirmantes, lo que es perfecto para luchar contra los signos del envejecimiento de la piel.

¿En qué momento se comienza a utilizar la crema antiarrugas para conservar una piel perfecta?

Con el fin de prevenir la aparición de arrugas y conservar la piel elástica y joven por más tiempo, es fundamental empezar el procedimiento con cremas antiedad de calidad que contribuyan a alisar e hidratar el cutis para suavizar cualquier línea de expresión que aparezca. Pero ¿Cuándo debemos utilizar cremas antiarrugas? No es sencillo establecer una edad fija, ya que algunas mujeres deben iniciar desde los 20 o 25 años, otras pueden esperar hasta los 30 o poco después: existen varios factores que pueden jugar un papel esencial en la aparición de las primeras arrugas, por ejemplo: el tipo de piel, la predisposición genética, los componentes del medio ambiente como el estrés, la contaminación, el smog y la exposición solar.

En general, es conveniente empezar a utilizar una buena crema antiedad a partir de los 30 años, prefiriendo productos que sean suaves con la piel, que preserven y potencien la hidratación y que tengan un efecto revitalizante, con texturas fluidas y ligeras. También es importante seguir siempre una correcta rutina de belleza: es imprescindible hidratar, limpiar, tonificar y realizar una exfoliación al menos una vez a la semana. Con el paso del tiempo, a partir de los 40 años, se pueden utilizar cremas antiarrugas más ricas, que actúan sobre las arrugas y la flacidez: la piel tiende a resecarse con la edad, por lo que es importante elegir texturas más cremosas y nutritivas.

Síguenos en Google Noticias