LifeStyle

Existe una edad para tener hijos y no es la que crees

Un estudio ha revelado cuál es la edad perfecta para tener hijos y la respuesta no es, quizá, la que has pensado. Atentos al resultado de esta investigación porque te sorprenderá.

Hay una cuestión que muchas mujeres se preguntan y es cómo compaginar una vida laboral y una vida llena de experiencias con ser madre. En ocasiones, el reloj biológico parece jugar en contra de este deseo de disfrutar la vida y crecer profesionalmente.

Tomar la decisión de tener un hijo muchas veces puede ser muy difícil. Mientras que hace unas generaciones la gente se casaba alrededor de los 22 años y tenía hijos poco después, hoy en día la gente tiende a tener hijos después de los 30 años. La inestabilidad económica y las dificultades para encontrar trabajo suelen estar detrás de la decisión de posponer el feliz acontecimiento. No obstante, cuando se pasa de los 40 años, muchos están convencidos de que es demasiado tarde y que son muy mayores para ser padres.

Lo que indican los estudios.

Según un estudio realizado por Mikko Myrskyla de la London School of Economics y Rachel Margolis de la Western University de Canadá en compañía con el Instituto Alemán de Investigación Económica, la edad perfecta para convertirse en padres es entre los 35 y los 49 años.

Durante 8 años se observaron parejas de padres ingleses y alemanes de diversas edades, dividiéndolos en grupos de 18-22, 23-34 y 35-49, y es justamente en este último rango en donde les pareció más adecuado para decidirse a tener un hijo. Seguridad económica y estabilidad sentimental y emocional, son las razones que hacen que el período de tiempo de 35 a 40 años sea el más correcto. De hecho, las parejas “maduras” tienen mayor predisposición a la paternidad.

Por su parte, en los otros dos grupos, la felicidad y emoción que acompaña el nacimiento de un hijo se derrumba después de pasado un tiempo: entre los que tienen 23-34 años todo se desvanece a los 2 años, mientras que en el grupo menor todo se disolvería pocos días después.

No obstante, a pesar de las conclusiones a las que llegaron los autores del estudio, señalan que la intención del estudio no es afirmar que los menores de 35 años no estén aptos para ser padres.