El aceite de oliva, un valioso aliado contra la diabetes

El aceite de oliva, un valioso aliado contra la diabetes. Según un estudio de la Universidad Sapienza de Roma es el alimento con el mayor valor calorífico, pero podría ser útil en el tratamiento de la diabetes gracias a su capacidad para reducir los niveles de glucosa en sangre después de las comidas.

Vamos a hablar sobre las extraordinarias propiedades del aceite de oliva, lo comentado en la investigación universitaria por algunos especialistas de Humanitas, en un artículo publicado en Humanitasalute.

El aceite de oliva es una panacea para quienes padecen diabetes.

Según el estudio publicado en el British Journal Clinical Pharmacology, la oleuropeína, uno de los componentes específicos del aceite de oliva, es capaz de reducir la glucemia posprandial. Los académicos se han centrado en una muestra de personas sanas que recibieron 20 mg de oleuropeína durante una comida típica de la cocina italiana.

Al comparar los resultados con el control (placebo) dos horas después de la comida, los investigadores observaron una reducción significativa en la glucemia solo cuando los participantes tomaron 20 mg de oleuropeína. Otra observación interesante es que, después de este intervalo de tiempo, los pacientes tenían los mismos niveles de azúcar en la sangre que tenían antes de la comida.

La investigación abre nuevas perspectivas para combatir la diabetes también con sustancias naturales como la oleuropeína, presente no solo en el aceite sino también en las hojas del olivo. Un hecho que es muy importante dado que la diabetes es una causa importante de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular y cada año en Europa afecta a millones de personas.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

El consumo de aceite de oliva en la dieta se recomienda para la prevención de complicaciones cardiovasculares y arteriosclerosis, sin olvidar la importancia de ser seguido por un profesional de la salud para la definición del curso correcto del tratamiento, incluido el tratamiento farmacológico.

También puedes leer: ¿Cuánto aceite de oliva podemos consumir todos los días para mantenernos saludables?