BellezaLifeStyle

Acné hormonal: 5 pistas para saber detectarlo

El acné es un problema de la piel que afecta a muchas personas en diferentes etapas de su vida. Se estima que el 50% de las mujeres de entre 20 y 29 años sufren de acné, y aproximadamente el 25% de las mujeres de entre 40 y 49 años también lo padecen. Aunque el acné suele asociarse con los cambios hormonales durante la pubertad, también puede afectar a los adultos, especialmente a las mujeres.

Tipos de acné

Existen varios tipos de acné, cada uno con sus características y síntomas específicos. A continuación, te mostramos los tipos más comunes:

1. Acné quístico

El acné quístico se caracteriza por la formación de grandes lesiones debajo de la piel, que se asemejan a pequeñas bolitas duras. Estas lesiones pueden estar inflamadas y son muy difíciles de tratar. Si tienes acné quístico, es recomendable que consultes a un dermatólogo para recibir el tratamiento adecuado.

2. Acné retencional

El acné retencional se produce cuando los folículos pilosebáceos están obstruidos y el sebo no puede salir normalmente. Esto provoca la formación de pequeñas protuberancias debajo de la piel, con un punto blanco en el centro. Este tipo de acné se caracteriza por tener la piel grasa y brillante, poros dilatados, puntos negros (comedones abiertos) y puntos blancos debajo de la piel (microquistes o comedones cerrados).

3. Acné inflamatorio

El acné inflamatorio se produce debido a un desequilibrio hormonal que provoca la secreción de factores inflamatorios en los folículos pilosebáceos. Como resultado, los comedones se infectan y aparecen las pápulas (protuberancias rojas) y las pústulas (granitos con pus). Si la inflamación es profunda, pueden aparecer nódulos que luego evolucionan a quistes y/o abscesos. Las formas más graves de acné inflamatorio se conocen como acné conglobata y acné fulminante.

4. Acné hormonal

El acné hormonal se produce debido a un desequilibrio hormonal, como un exceso de hormonas masculinas o cambios en el ciclo menstrual. También puede ocurrir durante el embarazo o como resultado de un aborto o la menopausia. El acné hormonal se caracteriza por la aparición de brotes mensuales y suele concentrarse en la zona del mentón y la mandíbula. Los brotes pueden ser dolorosos y se presentan en forma de quistes en lugar de puntos negros o blancos.

Foto Freepik

Cómo reconocer el acné hormonal

El acné hormonal puede ser difícil de reconocer, ya que sus síntomas varían de una persona a otra. Sin embargo, hay algunas señales que pueden indicar que estás experimentando acné hormonal:

  1. Tus brotes de acné aparecen una vez al mes, coincidiendo con tu ciclo menstrual.
  2. Los brotes se concentran en la zona del mentón y la mandíbula.
  3. Los brotes son quistes dolorosos en lugar de puntos negros o blancos.
  4. Tus brotes de acné están relacionados con períodos de estrés.

Es importante tener en cuenta que el acné hormonal se manifiesta de forma diferente en cada persona, por lo que es fundamental prestar atención a los cambios en tu piel y consultar a un dermatólogo si tienes dudas o preocupaciones.

Cuidados para evitar el acné hormonal

Si sufres de acné hormonal, es fundamental cuidar adecuadamente tu piel para evitar brotes y mantenerla saludable. Aquí te ofrecemos algunos consejos para cuidar tu piel y prevenir el acné hormonal:

  • Limpia tu piel suavemente con un producto adecuado para tu tipo de piel.
  • Utiliza un gel limpiador o una espuma suave para eliminar el exceso de sebo y las impurezas de tus poros.
  • Sécala suavemente con una toalla limpia, sin frotar, para evitar irritaciones.
  • Aplica un hidratante adecuado para tu tipo de piel, preferiblemente no comedogénico para evitar la obstrucción de los poros.

Además de estos cuidados básicos, existen otras medidas que puedes tomar para evitar el acné hormonal:

  • Reduce el estrés en tu vida a través de técnicas de relajación y meditación.
  • Adopta una alimentación equilibrada, evitando el consumo excesivo de azúcares refinados y lácteos.
  • Evita tocarte la cara, ya que esto puede transferir bacterias y aceites a la piel.
  • Utiliza productos de cuidado de la piel específicos para el acné hormonal.
¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira