El adiós a la dieta mediterránea: La de moda es la inglesa

Norfolk, Inglaterra, es el centro de esta investigación: los habitantes son en promedio mucho más sanos gracias a su consumo de manzanas y té.

Olvídate de la dieta mediterránea: está bien comer arroz, pasta, legumbres, docenas de tipos de verduras, fruta fresca y variada, jugosa y rica en vitaminas. Pero ahora se ha demostrado que los resultados de la dieta inglesa son mucho mejores. Después de tantos años de éxito indiscutible, la Dieta Inglesa se gana el podio de las dietas para mantener la buena salud.

Recientemente varios expertos se han dado cuenta de que en Norfolk, una región aislada de la campiña inglesa en el noreste, las personas se encuentran mucho más saludable: la presión arterial es en promedio 4 puntos más baja, lo cual mantiene alejadas todas las enfermedades cardiovasculares que siguen siendo la principal causa de muerte en España (Incluso más que el Covid-19) y generalmente en todo el mundo.

Una dieta con alto contenido de fibra, rica en vegetales y fruta fresca, baja en grasa animal y carne roja es perfecta para mantener la buena salud y aumentar la esperanza de vida. Se sabe desde hace tiempo, que los flavonoides cuentan con propiedades nutricionales saludables que potencian la buena salud. A diferencia de otros estudios que se basaron en lo que las personas decían a los entrevistadores, los expertos han utilizado marcadores biológicos nutricionales para medir los datos sobre el funcionamiento del metabolismo y la sangre de manera objetiva, sin tener en cuenta la opinión de los entrevistados. Por lo tanto, se ha comprobado que existe un vínculo científico y medible entre los flavonoides y la salud de la presión arterial.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Teniendo en cuenta estos nuevos descubrimientos y con la condena de los carbohidratos en las nuevas tendencias dietéticas, la dieta mediterránea ha perdido su supremacía. Ya que lo que ha demostrado ser más efectivo es una taza caliente de Earl Grey acompañado de una jugosa manzana roja típica de Gran Bretaña para obtener los mejores resultados.

El estudio de la Universidad de Norfolk ha demostrado la existencia del vínculo entre los flavonoides y la salud en 25 mil habitantes de la zona: los alimentos con alto contenido de flavonoides mantienen el corazón en buena forma y se encuentran en dos productos típicos ingleses: el té y las manzanas. Estos elementos antioxidantes y bio-activos tienen un poder igual o mayor que los ingredientes de la dieta mediterránea.