El azúcar moreno no es mejor que el blanco: diferencias y falsos mitos

El azúcar moreno suele postularse como una alternativa al azúcar de mesa de toda la vida. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce.

Químicamente hablando, no hay una gran diferencia entre la azúcar blanca y la azúcar morena. La molécula principal de ambos tipos de azúcares es la sacarosa, la cual aporta el mismo número de calorías por gramo (4g) independiente del tipo de azúcar. De hecho, la azúcar morena adquiere un tono marrón debido a los pequeños restos de residuos vegetales presentes en sus granos, pero estos no tienen ningún tipo de influencia en sus índices nutricionales.

Hoy trataremos de responder a la duda de cuál es mejor, si la blanca o la morena y de aclarar qué tipo de azúcar es mejor consumir y si existe alguna diferencia real al momento de usar alguno de estos endulzantes.

Azúcar blanca

La azúcar blanca se obtiene de la remolacha azucarera, una planta muy extendida en toda Europa necesaria para la producción industrial de este producto. La remolacha es una planta bienal, dicho de otra forma, su ciclo de vida solo dura dos años. El primer año se mantiene en etapa vegetativa y en el segundo tiene lugar la producción. La planta tiene una raíz carnosa que está compuesta por al menos un 22% de azúcar y de la que se obtiene un tipo de azúcar cruda de color amarillo parduzco. Este azúcar crudo es luego refinado hasta obtener el color blanco y dulce que todos conocemos.

El proceso de producción de este tipo de azúcar blanco es largo y complejo, es un proceso intensivo que utiliza diversos reactivos químicos para separar y concentrar las sustancias azucaradas en el extracto de la raíz de remolacha.

Debido al intenso procesamiento al que se ve sometida, la azúcar blanca carece de elementos nutritivos como vitaminas y minerales que si se encuentran presentes en la raíz de la remolacha, motivo por el que muchos la tildan de ser un alimento «muerto» y de ser considerada actualmente un alimento dañino para el cuerpo, ya que no hay azúcares presentes de forma natural, como puede ser el caso de las frutas.

Azúcar de caña

El azúcar de caña se obtiene directamente de la caña de azúcar, planta en la que se encuentran concentradas grandes cantidades de sustancias azucaradas equivalentes a un 14% de la totalidad de la planta. Cuando esta alcanza la madurez, las cañas se cortan y se muelen, el jugo obtenido conocido como mosto se recoge y se cristaliza, lo que produce la evaporación de la mayor parte del agua inicial. El color dorado se debe a la presencia residual de la melaza.

Pero ¿Sabías que hay diferentes tipos de azúcar de caña? Los más conocidos son la demerara, la dorada y la azúcar de caña cruda, las cuales suelen diferenciarse especialmente por el tamaño de sus granos. Por ejemplo, la demerara es más gruesa, mientras que la dorada tiene cristales mucho más finos.

¿Cuáles son las diferencias entre los dos tipos de azúcares?

Generalmente, los consumidores suelen separar los productos como buenos o malos dependiendo de algunos factores. Lo cierto es que para el caso de la azúcar no hay nada bueno o malo, y las únicas dos diferencias son el color y el sabor. Mientras que la azúcar blanca solo contiene sacarosa, en el azúcar de caña tiene algunos residuos de melaza que son responsables de su característico color marrón, por lo que es importante dejar de creer que el color depende de la materia prima de la que se obtiene y de los beneficios del producto.

Por otra parte, la azúcar blanca es de ese color únicamente por su proceso de refinación complicado, mientras que el refinado de la azúcar de caña es más ligero debido a que la melaza presente que es del 1% al 5%.

Veamos algunos de los mitos más famosos relacionados con estos dos tipos de azúcares:

Empecemos aclarando que el consumo de azúcar no influye de ninguna manera en la capacidad de aprendizaje de los niños. De hecho, esta es una creencia popular que viene de aquellos que aseguran que el valor calórico del azúcar de caña es menor al de la azúcar blanca, lo cual es absolutamente falso, ya que se obtienen la misma cantidad de sacarosa de los dos tipos de azúcar.

Siguiendo con el tema, mucha gente cree que la azúcar blanca al ser más procesada tiene un mayor contenido químico que el azúcar morena y, por lo tanto, es más contaminante para el organismo. Cabe aclarar que el dióxido de azufre que se usa para mantener a los cristales de azúcar blancos solo se ha detectado en cantidades mínimas sobre los granos, por lo que no representa un problema para la salud. Además, la cal utilizada para aclarar también el producto es usada para el mantenimiento de otros alimentos como las aceitunas sin que se tenga la creencia de que es dañino para la salud.

¿Eres de los que usa miel en lugar de azúcar y bebe productos light o «sin azúcar» porque crees que son más saludables? Lamentamos decirte que la miel también es una fuente de azúcares añadidos y que los productos light o sin azúcar también tienen calorías en cantidades significativas. Si no nos crees, te recomendamos leer las etiquetas de lo que vas a consumir, podrías llevarte una sorpresa.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address