Salud

Tomar café por la mañana con el estómago vacío puede aumentar el riesgo de rigidez arterial y de ataque cardíaco

Así lo sugiere un estudio dirigido por Sotirios Tsalamandris, cardiólogo de la Universidad Nacional y Kapodistrian de Atenas. De acuerdo con las conclusiones a las que llegó el investigador, el café nunca debe tomarse en el desayuno con el estómago vacío.

Bebido en todo el mundo, el café también es muy apreciado en nuestro país, donde existe un verdadero culto a esta bebida. Pero precisamente por esta pasión, muchas personas se preguntan cuántos pueden beberse al día, y cuándo sería inapropiado darse el gusto de tomar una taza.

Según Sotirios Tsalamandris, cardiólogo de la Universidad Nacional y Kapodistrian de Atenas, si se bebe por la mañana con el estómago vacío, el café puede ser perjudicial para nuestra salud en lugar de ser beneficioso.

Aunque para muchas personas es esencial para despertarse y dar la carga correcta para enfrentar el día, el investigador habría demostrado que esta creencia tendría que ser completamente revisada. Si bien es cierto que el café puede provocar insomnio, ansiedad, nerviosismo y taquicardia, si se toma por la mañana con el estómago vacío, también puede provocar problemas de rigidez arterial, que con el tiempo aumentan el riesgo de sufrir un ataque al corazón.

En otras palabras, salir de la casa habiendo tomado sólo café sería un hábito bastante dañino para nuestro organismo. El único truco necesario para evitar incluso complicaciones graves, sería acompañarlo con un desayuno más sustancioso. Para resaltar la importancia del desayuno, el propio cardiólogo ha precisado que «un desayuno que constituya más del 20% de las calorías ingeridas por día podría ser de un nivel de calidad igual o incluso superior a la dieta de una persona, ya sea siguiendo la dieta mediterránea, una dieta baja en grasas u otras formas de alimentación».

Beberlo con el estómago vacío aumenta el riesgo de placas ateromatosas que, al depositarse en las arterias, obstruyen el paso normal del oxígeno dentro de los vasos sanguíneos. Todo esto sólo puede causar un aumento en el funcionamiento normal del corazón, lo que a la larga lleva a una mayor probabilidad de ser afectado por enfermedades cardiovasculares, y principalmente por el ataque al corazón.

En lo que respecta al número de cafés, como aconsejan varios expertos, sería aconsejable no tomar más de tres cafés al día, ya que las mayores cantidades de cafeína en el cuerpo se han asociado a un aumento de los estados de ansiedad, taquicardias pero sobre todo ataques de migraña.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *