¿»El calor mata al coronavirus»? Esto es lo que sabemos hasta ahora

Según los científicos, la temporada de verano podría ayudar a frenar el contagio. El problema es que el Covid-19 es un virus completamente nuevo. Nuestro sistema inmunológico también podría darnos una mano, lo que funciona mejor en ese tiempo.

¿Puede la llegada del verano detener la propagación de Covid-19?

Esa es la pregunta reina que los científicos de todo el mundo han estado haciendo durante semanas. La respuesta, por desgracia, sigue siendo la misma: «No lo sabemos». Y no es una cuestión de experiencia sino de novedad. El Coronavirus que está poniendo al mundo de rodillas es un nuevo virus que apareció hace un par de meses y que sigue siendo misterioso en muchos sentidos.

Sin embargo, hay un cierto y moderado optimismo en el mundo científico. Cuando las temperaturas superen los 20 grados y la primavera se consolide, hay una buena esperanza de que el contagio se reduzca globalmente. La historia epidemiológica muestra que los virus tienden a perder su poder expansivo con la llegada del verano, frenando el contagio durante el invierno. Los estudios realizados sobre otros coronavirus van en esta dirección: los resfriados y la gripe siguen un patrón estacional, con picos que se producen durante el invierno y desaparecen en primavera/verano. Sólo pequeñas cantidades de coronavirus parecen «sobrevivir» en las estaciones más cálidas.

¿El coronavirus será menos fuerte en el verano? Sólo hay un problema

Un estudio clave sobre los coronavirus más comunes – HCoV-Nl63, HCoV-OC43 y HCoV-229E – fue publicado la semana pasada por científicos del University College London. Analizando las muestras recogidas hace varios años, mostraron altas tasas de infección por coronavirus en febrero y niveles muy bajos durante el verano. «El problema», dice el autor de este estudio Rob Aldridge, «es que el Covid-19 podría ser una excepción ya que todavía hay una gran parte de la población mundial sin anticuerpos listos para responder a este agente infeccioso completamente nuevo. Precisamente por esta razón todavía no sabemos si el patrón estacional seguirá el del otro Coronavirus».