Belleza

El champú sólido se ha convertido en la nueva tendencia capilar

Hoy es posible limpiar nuestro cabello usando una pastilla de jabón que es reutilizable. Este producto se centra en el respeto por el medio ambiente, es conocido en el mercado como el champú sólido y se ha convertido en la nueva tendencia del mundo de la higiene capilar.

Este se vende como un producto «desnudo», es decir, que no cuenta con un embalaje, ya que se vende envuelto solo en una hoja de papel que en muchos casos es reciclado o reciclable. Su fórmula tiene un compuesto 94% natural (o más) y absolutamente concentrada.

En plena consonancia con los dictados de Waterless Beauty (la tendencia que promueve la alternativa limpia de crear fórmulas sin el uso de agua) y, su tiempo y uso es igual al que tiene un frasco de champú maxi estándar, pero mucho más práctico, pequeño y compacto, y, por si fuera poco, es posible utilizarlo para muchas alternativas de lavados (de hecho, 15 alternativas más que el tubo clásico).

Su funcionamiento es hiperconcentrado, por lo que solo se debe utilizar muy poca cantidad del producto. En su interior, de hecho, se usan tensioactivos sólidos que son mezclados con mantecas altamente nutritivas y aceites vegetales que cuentan con un alto poder desengrasante, además de que se han hecho conversiones específicas para cada tipo de cabello.

Por todos estos motivos, cuando se utiliza es importante tener en cuenta que solo necesitas aplicarlo por unos segundos, similar a cuando se enjabona el cuerpo. Y para los que quieran llevarla consigo a todas partes, en el mercado ya se encuentran disponibles varias versiones de latas reutilizables que también se apegan a los productos reciclados sostenibles, por lo que se respeta al medio ambiente. ¿Cómo se utiliza el champú sólido? Al humedecerlo se crea una emulsión espumosa que cobra vida en nuestras manos y que se debe aplicar en el cabello como lo haríamos con cualquier champú normal, después de aplicarlo se enjuaga con normalidad.

Pero ¿El champú sólido tiene más ventajas y beneficios que un champú líquido tradicional?

Entre las numerosas ventajas y beneficios del champú sólido que ya hemos mencionado anteriormente, se le debe agregar que requiere del uso de mucha menos agua tanto en su aplicación cotidiana como en su elaboración industrial, por lo que no es necesario añadirle parabenos, emulsionantes, siliconas ni sulfatos, los cuales sí contienen muchos productos de cosmética convencional y que pueden irritar o dañar la piel con el uso frecuente.

Otra de las ventajas que no hemos mencionado es que el champú sólido dependiendo de la unidad que se compre dura mucho más y ocupa menos espacio en nuestro baño, de hecho, un champú sólido de 100 gramos dependiendo de su uso puede llegar a durar tres botes de champú líquido, lo que se puede entender como un ahorro de dinero y en una menor huella de carbono o CO₂ emitido a la hora de transportarlo.

Publicaciones relacionadas