El Coronavirus sars-cov-2 está evolucionando hacia formas más efectivas

Un estudio científico desarrollado por investigadores de la Universidad de Illinois ha demostrado que el sars-cov-2, responsable del Covid-19, está evolucionando gradualmente hacia formas más estables y eficaces.

El equipo de investigadores encontró que algunas áreas del patógeno están produciendo nuevas mutaciones en la colección de proteínas codificadas a partir de material genético. Sin embargo, en otras áreas, la tasa de mutación ha disminuido. «Esto es una mala noticia. El virus está cambiando, pero está manteniendo las cosas más útiles o interesantes para sí mismo», dice Gustavo Caetano-Anolles, profesor de bioinformática en el Departamento de Ciencias y autor principal del estudio.

La estabilización de ciertas proteínas podría ser una buena noticia para el tratamiento del Covid-19, como también lo dijo el investigador Tre Tomaszewski: «en el desarrollo de vacunas, por ejemplo, es necesario saber qué anticuerpos atacan. Nuevas mutaciones podrían cambiar todo, incluyendo la forma en que se construyen las proteínas. Un blanco de anticuerpos puede ir desde la superficie de una proteína hasta estar plegado dentro de ella, y ya no se puede alcanzar. Saber qué proteínas y estructuras son atacadas proporcionará información importante para las vacunas y otras terapias “.

La disminución de la tasa de mutación del coronavirus ha sido más marcada desde abril de 2020, después de un período inicial de cambios rápidos. Esta desaceleración ha permitido la estabilización dentro de la «proteína spike», los diminutos apéndices que caracterizan el aspecto «coronado» del patógeno. La proteína spike representa un elemento fundamental para el virus: a través de estos apéndices puede unirse a las células humanas e inyectarles el material genético (ARN) útil para empezar a replicarse.

El Coronavirus sars-cov-2 está evolucionando hacia formas más efectivas

En los últimos meses la tasa de mutación de las proteínas ha vuelto a aumentar y este factor sería la base del aumento de la carga viral del coronavirus. «Por alguna razón, esto debe ayudar al virus a aumentar su propagación e infectividad al entrar en el huésped. De lo contrario, la mutación no se mantendría», dice Caetano-Anolles, otro investigador y autor del estudio. En resumen, a partir de las investigaciones realizadas es cada vez más probable que sars-cov-2 esté buscando activamente formas de mejorar su propia situación y su difusión. Sin embargo, esto no afecta a la peligrosidad del patógeno, sino sólo a su propagación.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

«Además, la mutación puede interferir con la forma en que nuestros cuerpos combaten el virus». – explica Caetano – «Su mutación podría explicar las respuestas inmunes incontroladas responsables de tantas muertes por COVID-19.»

La presencia de zonas con tasas de mutación muy bajas, como se explica al principio del artículo, podría resultar fundamental para el desarrollo de terapias rápidas y la elaboración de vacunas eficaces.

También puedes leer: Coronavirus: «Hasta el próximo verano, la vida no volverá a la normalidad»