El distanciamiento social ha reducido el contagio de 12 enfermedades infantiles

Una investigación realizada por la Escuela de Medicina de Harvard en la que participaron más de 375.000 niños, encontró que algunas enfermedades respiratorias como la gripe con un 99.5%, bronquiolitis con 92.9% y laringotraqueobronquitis con 96.5%, prácticamente no se están presentando en estos momentos.

Sabíamos que algo así podía suceder, ya que con las medidas que se han adoptado debido a la pandemia por el Coronavirus, como el caso del distanciamiento social, también han existido efectos muy beneficiosos que han permitido reducir el contagio de otras enfermedades respiratorias contagiosas, incluso en los niños.

Esto es lo que indica el reciente estudio realizado por la Escuela de Medicina de Harvard y que ha sido publicada por la revista Pediatrics, en donde se ha evidenciado una gran reducción de 12 enfermedades clásicas infantiles. La investigación se realizó en más de 375.000 niños que se acercaron a una de las clínicas que tienen conexión con el Boston Children’s Hospital, y en donde se examinaron casos de 12 infecciones que fueron las siguientes:

  • Bronquiolitis
  • Resfriados
  • Infecciones
  • Otitis media
  • Gastroenteritis
  • Gripe
  • Laringotraqueobronquitis
  • Faringitis estreptocócica y no estreptocócica
  • Sinusitis
  • Neumonía
  • Infecciones en el tracto urinario
  • Infecciones de la piel

Todas estas enfermedades se presentaron a principios de 2019 y 2020.

Jonathan Hatoun, uno de los autores de la investigación, explica lo siguiente: “Gracias a las medidas de distanciamiento social que hemos adoptado, todas estas enfermedades contagiosas han mostrado un notable descenso. La mayor se observó en las enfermedades respiratorias: bronquiolitis (92.9%), laringotraqueobronquitis (96.5%) e influenza (99.5%), las cuales prácticamente desaparecieron.

La menor disminución se presentó en las enfermedades de la piel y vías urinarias con un 35%, pero es algo que tiene mucho significado debido a que estas enfermedades no son transmisibles como la gripe.

Si algo tenemos claro, es que las actuales medidas extremas de distanciamiento que hemos estado adoptando los últimos meses, van a dejar de existir cuando termine la pandemia, pero es posible que algunas medidas parciales sigan teniendo efecto en las personas, dicen los expertos.

“Es posible que con la higiene de las manos y alguna de las formas de distanciamiento, se puedan reducir el número de niños que se enferman a causa de los contagios”, finalizan los autores del estudio.