El error que debes evitar para no arruinar tu ropa recién lavada

La lista de trucos para conseguir y mantener nuestra ropa limpia, colorida, suave y perfumada es muy grande. Ciertamente, contar un buen equipo de blanqueador, enjuague, lavadora y secadora es importante, además de aprender a utilizarla para evitar cualquier error grave que puedan causar daños irreversibles. Hoy hablaremos especialmente de la fase de secado, pero también te recomendamos siempre elegir un detergente adecuado para cada tipo de ropa y aprender a elegir el programa de lavado indicado.

Entonces, conozcamos cuál es el error que hay que evitar a toda costa para no arruinar la ropa recién lavada.

Una vez que ya hemos extraído la ropa limpia de la lavadora y secadora, generalmente solo la ponemos en un bol para luego poder estirarla y colocarla sobre el tendedero. Aquí es donde se debe tener especial cuidado si no se quiere echar a perder todo el trabajo y la calidad de la ropa en general.

Al momento de tender la ropa, es importante usar siempre pinzas limpias e higienizadas para no ensuciar nuestra ropa. De hecho, este error podría destruir por completo el lavado y la calidad de nuestra ropa si se usan pinzas que no han sido previamente limpiadas e higienizadas. Las pinzas para la ropa entran en contacto directo con el tejido de la ropa, por lo que es de crucial importancia que se encuentren perfectamente limpias, de lo contrario, este instrumento podría ensuciar la ropa y contaminarla con gérmenes y bacterias, haciendo que toda esta superficie que entra en contacto con nuestra ropa limpia vuelva a estar sucia y esa suciedad pase a nosotros al momento de colocarnos la ropa.

Si no tienes idea de cómo limpiar las pinzas para la ropa, debes empezar sabiendo que deben lavarse periódicamente, sobre todo después de usarlas, lavándolas con jabón para platos después de dejarlas en remojo para que sea más fácil retirar la suciedad.

Una buena alternativa para lavar bien las pinzas es usar bicarbonato de sodio mezclado con agua. Con cualquiera de estas dos formas, las mantendremos perfectamente aseadas para cada momento en el que vayamos a colgar nuestra ropa limpia. Te aseguramos que evitar este error marcará una diferencia al momento de cuidar la ropa y mantenerla en óptimas condiciones después de cada lavado. Además, te recomendamos encontrar formas para mantener tu lavadora en óptimas condiciones y evitar afectar los ciclos de lavado y secado.