El estrés puede contrarrestar los efectos de una dieta saludable

En mayor o menor medida, el estrés parece ser «nuestro pan de cada día». Esta situación puede afectar nuestro estilo de vida y contrarrestar los efectos de una dieta saludable. Todo esto según un estudio publicado por Molecular Psychiatry.

Los expertos analizaron la dieta de 58 mujeres que, en un primer estudio, fueron sometidas a alimentos ricos en grasas saturadas, como las que se encuentran en la carne y la mantequilla. Dos semanas después, se les suministró alimentos bajos en grasas saturadas.

En cuanto a la cantidad de calorías, proteínas, carbohidratos y lípidos, las cantidades fueron las mismas en ambas dietas. Antes de cada comida, los participantes del estudio completaron un cuestionario para evaluar los síntomas de depresión y estrés en las 24 horas previas. Los investigadores tomaron muestras de sangre antes y después de cada comida.

Las mujeres que tenían niveles más bajos de estrés en los análisis de sangre mostraron niveles más altos de marcadores inflamatorios que aparecieron después de consumir alimentos ricos en grasas saturadas después de comer alimentos bajos en grasas. Mientras que los participantes con altos niveles de estrés también mostraron altos niveles de marcadores inflamatorios, después de comer alimentos bajos en grasas saturadas.

Los resultados

Los investigadores concluyen que es sorprendente cómo el estrés puede hacer que una comida con grasas saludables tenga el mismo efecto de una con grasas saturadas. El estrés se comporta con el metabolismo de una manera que no se conocía antes, dicen los investigadores.

¿Cuál podría ser una solución a este problema? Posiblemente llevar un estilo de vida más tranquilo; quizás la rutina diaria no lo permita, pero incluye una actividad relajante como yoga, sesiones de respiración consciente, escuchar música ambiental, ejercicio o algo que ayude a lidiar con el estrés.

Cambiar nuestro estilo de vida también podría funcionar si el estrés causa un aumento en los marcadores inflamatorios (incluido el cortisol, una hormona del estrés), no arrojando más leña al fuego con malas decisiones alimenticias, tabaco, alcohol y otros factores dañinos para el cuerpo.

También puedes leer: 6 plantas reconocidas por sus propiedades relajantes y antiestrés.