Salud

El índice de masa corporal es todo un engaño

Ocho de cada diez calificados con sobrepeso, son obesos

Según los investigadores, el índice de masa corporal (IMC) ha dejado de ser la mejor manera de determinar el peso saludable. Esto dicen los expertos.

Han sido muchos los años en los que se ha creído que el índice de masa corporal (IMC) era la medida definitiva para medir nuestra grasa corporal, pero los científicos están cuestionando su efectividad. Según un editorial de la revista Science, el IMC no indica la cantidad y la ubicación exacta de la grasa corporal ni la proporción de grasa y músculo, ya que, por ejemplo, las personas musculosas podrían considerarse erróneamente con sobrepeso u obesas.

Los expertos señalan que el 24% de los adultos con un IMC normal son resistentes a la insulina y tienen una mayor probabilidad de padecer enfermedades cardíacas porque tienen más grasa corporal y menos masa muscular. De hecho, una de cada diez personas definidas como obesas por el IMC realmente se encuentra sana, ya que seguramente ha desarrollado masa muscular.

¿Es momento de dejar al IMC en el pasado?

El IMC es útil para evaluar los cambios de peso en una gran población según el Dr. Arya Sharma, profesor de medicina y director del Departamento de Investigación y Tratamiento de la Obesidad de la Universidad de Alberta: «Es necesario contar con un número suficiente de personas en el análisis para que el IMC establezca una composición de masa corporal. Si se mide el IMC de 1.000 personas, por ejemplo, el grupo con el IMC más alto tendrá más grasa corporal. Pero, para un solo individuo, el IMC no significa mucho».

En dos personas con un mismo IMC, una de ellas tendrá un 40% de grasa corporal y problemas relacionados con la obesidad, mientras que la otra tendrá un 20% de grasa corporal sin ningún tipo de problema relacionado con el aumento de peso.

Len Kravitz, miembro del consejo asesor de CanFitPro dice: «El IMC es muy útil en la investigación, pero en algunas personas no predice los problemas de salud relacionados con el exceso de peso». Health Canadá también se ha manifestado sobre las limitaciones del IMC y afirma que está mal que el IMC sea la única herramienta para evaluar el peso saludable de un individuo y que se deben tener en cuenta otros factores como el índice de masa magra, origen étnico, estilo de vida, forma física y otros puntos que permiten definir este tipo de riesgo para la salud como la circunferencia de la cintura.

¿Existen otras opciones?

Hasta el momento, la herramienta más eficaz parece ser el diámetro de la cintura. De hecho, el Índice de Forma Corporal (ISC), que incluye el ancho de la cintura, el peso y la altura, es capaz de medir con mayor precisión la tasa de mortalidad por enfermedades relacionadas con el sobrepeso en una muestra de 14.000 personas según un estudio de 2012 hecho en Nueva York.

De hecho, en varios análisis se señala que la relación entre el perímetro de la cintura y la altura era más eficaz para prevenir patologías como el cáncer, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas en comparación con el IMC.

Es una lástima, pero estas herramientas aún no permiten saber si la grasa del estómago es grasa mala, y evaluar el porcentaje de grasa corporal con una báscula o con aparatos más precisos en el gimnasio no da muchos más detalles. Por lo que al final, el porcentaje de grasa corporal sigue sin ser la mejor manera de determinar el peso saludable. De hecho, es posible tener un mayor porcentaje de grasa corporal y estar perfectamente sano, o tener menos grasa y estar pasando por una o más patologías.

Por último, si lo que quieres es medir cuál es tu peso saludable, lo mejor es ir con un médico, el cual deberá medir la tensión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en la sangre, además de hablarte sobre los riesgos asociados con el sobrepeso, entre ellos el dolor de espalda, reflujo ácido, artrosis y apnea del sueño.