LifeStyle

El ingrediente imprescindible para limpiar un lavavajillas

Probablemente ya conozcas un poco sobre este maravilloso ingrediente capaz de dejar completamente reluciente tu lavavajillas como por arte de magia, además de intervenir directamente en el proceso de lavado, ya que hará brillar tus útiles de cocina, eliminando todos los depósitos de cal y los restos de comida más pegados.

Pero ¿Qué se puede hacer cuando el lavavajillas comienza a fallar en su labor y a dejar los vasos sucios, turbios y manchados? Haciendo que al final sea necesario lavarlos a mano nuevamente.

Aunque el agua dura que provoca este electrodoméstico es lo que provoca la limpieza de todo lo que colocamos en él, hoy te contaremos sobre un truco mucho más sencillo para que tus copas brillen, solo tienes que añadir vinagre blanco al lavavajillas justo antes de ponerlo en funcionamiento.

Seguramente ya habías escuchado por ahí que el vinagre es una alternativa muy funcional y natural en comparación a los desinfectantes dañinos y con químicos. De hecho, es un abrasivo suave que elimina la grasa y los restos de jabón eficazmente. Estas son dos características hacen del vinagre el ingrediente perfecto para la limpieza del lavavajillas.

Para que este consejo pueda dar mejores resultados, recuerda mantener tu lavavajillas completamente lleno para que pueda usar toda su fuerza (además de ser la forma más ecológica y segura de usarlo) y luego coloca un pequeño cuenco medio lleno de vinagre blanco. Asegúrate de que se trata de un cuenco que sea apto para el lavavajillas y asegúralo en la rejilla superior. Después, añade el jabón del lavavajillas y ejecuta un ciclo de lavado normal. Cuando se coloca en la rejilla superior, el vinagre debe repartirse uniformemente entre los dos niveles. Para evitar daños en las juntas del lavavajillas, no coloques el vinagre directamente en el compartimento del abrillantador.

De vez en cuando, puedes desinfectar el interior de tu lavavajillas con este truco: Vacía el lavavajillas y pon en marcha un ciclo de agua caliente con nada más que un cuenco de vinagre blanco dentro. Esto lo limpiará por completo en muy poco tiempo.

Publicaciones relacionadas