Cocina, recetas y alimentos

Azúcar vs. miel: ¿cuál es mejor para la salud?

Muchos se preguntan qué es mejor: ¿Miel o Azúcar? Para responder a esta interrogante, hay que tener en cuenta la composición nutricional de ambas sustancias.

El azúcar blanco que todos solemos usar para dar sabor a los platillos, la leche, el café o el té, se compone principalmente por sacarosa. Gracias a este elemento, el azúcar se convierte en un aditivo que, si no es usado con mucho cuidado y sin exageraciones, corre el riesgo de convertirse en un verdadero enemigo para nuestro organismo.

La miel, pese a que cuenta con un contenido calórico muy similar, es considerado por muchos un producto más amigable con mejores efectos. ¿Por qué? La miel en su mayoría se compone de fructosa y no de sacarosa. Para los que no lo saben, la fructosa es un tipo de azúcar que se encuentra mayormente presente en las frutas y, contraria a la sacarosa, cuenta con un valor glucémico considerablemente reducido.

En términos porcentuales, el aporte calórico de la miel es mucho mayor a la del azúcar. La principal diferencia se encuentra en la cantidad del producto requerida: dada las capacidades edulcorantes de la miel, consumimos menos azúcar y por tanto menos calorías.

Entonces ¿Por qué deberíamos sustituir al azúcar por la miel?

Es importante resaltar que la miel cuenta con muchas propiedades beneficiosas que el azúcar no puede ofrecerle a nuestro organismo. Todos sabemos que la miel es rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes contra los radicales libres. La miel, además, es muy recomendada para tratar enfermedades estacionales, ya que sus propiedades ayudan a aliviar los síntomas de los resfriados y la gripe común.

Otro punto fuerte de la miel que no puede dejarse de lado son sus beneficios en la digestión. De hecho, la miel es producida por medio del proceso de digestión de las abejas, lo cual hace que cuando la consumamos no se necesite de más procesos digestivos, permitiendo que el azúcar que obtuvimos de ella vaya inmediatamente al torrente sanguíneo dando un claro impulso energético a nuestro cuerpo.

Conociendo esta información, te animamos a darle una oportunidad a la miel en tu dieta diaria, te aseguramos que tus alimentos seguirán siendo igual de buenos.